Banco de Inglaterra advierte de riesgo de salida británica de UE, provoca ira de euroescépticos

martes 8 de marzo de 2016 08:46 GYT
 

Por David Milliken y Huw Jones

LONDRES (Reuters) - Abandonar la Unión Europea podría ser dañino para la economía de Reino Unido, valorada en 2,9 billones de dólares, y muchos bancos podrían dejar esta potencia financiera global, dijo el martes el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney.

En su intervención más destacada hasta la fecha en el debate sobre la permanencia de Reino Unido en la UE, Carney dijo que no está haciendo ninguna recomendación sobre cómo votar en el referéndum del 23 de junio, pero sí señaló que la incertidumbre generada por la posible salida podía dañar a la economía.

Preguntado sobre las implicaciones de una salida para la gigantesca industria bancaria británica, aseguró que algunas grandes instituciones financieras están estudiando una posible mudanza si el país vota por irse de la UE.

"Podría esperarse la salida de algunas actividades", comentó Carney a los legisladores en el Parlamento británico. "Diría que varias instituciones tienen planes de contingencia para esta posibilidad".

Tras sellar un acuerdo con otros líderes de la UE el mes pasado en Bruselas, el primer ministro británico, David Cameron, pidió al banco central, que es independiente del gobierno, que presentara los hechos sobre la membresía.

Aunque Carney dijo también que hay riesgos al quedarse dentro de la UE ante el aumento de la integración planeado por los 19 miembros de la zona euro, valoró positivamente el acuerdo de Cameron con la UE.

Añadiendo advertencias a muchas de sus evaluaciones, Carney señaló que el crecimiento podría verse afectado en el corto plazo si Reino Unido abandona el bloque. "Podría haber menores niveles de actividad por el grado de incertidumbre, que podría afectar a la inversión y al gasto de los hogares", declaró.

Jacob Rees-Mogg, miembro euroescéptico del partido de Cameron, criticó un informe del Banco de Inglaterra publicado en octubre en el que daba una evaluación positiva de la membresía británica en la UE. En su opinión, va "más allá de la dignidad" de la institución hacer comentarios "especulativos" sobre los beneficios de la permanencia en el bloque.   Continuación...

 
El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, habla durante la rueda de prensa por el informe de inflación trimestral en Londres, Inglaterra, el 4 de febrero de 2016. El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, apoyó el martes el acuerdo con la Unión Europea del primer ministro David Cameron antes del referéndum de permanencia en el bloque previsto para junio, argumentando que permitía al banco central hacer su trabajo. REUTERS/Niklas Hall'en/Pool