11 de marzo de 2016 / 13:48 / hace un año

Compañías de EEUU afectadas por devaluación creen que reformas en Argentina valdrán la pena a largo plazo

Una mujer camina junto a un panel que muestra la tasa cambiaria entre varias divisas, en una casa de cambio en el distrito financiero de Buenos Aires, Argentina. 16 de diciembre de 2015. Las compañías estadounidenses seriamente afectadas por una devaluación del 37 por ciento en el peso argentino están apostando a realizar más negocios en el país sudamericano, confiadas en que el sacudón a corto plazo por la liberalización de la economía abrirá paso a ganancias en un futuro más lejano.Marcos Brindicci

NUEVA YORK (Reuters) - Las compañías estadounidenses seriamente afectadas por una devaluación del 37 por ciento en el peso argentino están apostando a realizar más negocios en el país sudamericano, confiadas en que el sacudón a corto plazo por la liberalización de la economía abrirá paso a ganancias en un futuro más lejano.

La nueva relación entre Argentina y Estados Unidos, generada por la llegada al poder de un Gobierno de centro-derecha en el país austral y su deseo de poner fin a 14 años de disputa por su deuda en default, se ve destacada por la visita a fin de marzo del presidente Barack Obama a Buenos Aires, la primera de un mandatario estadounidense en casi dos décadas.

Un análisis de Reuters de comunicados corporativos brindados durante la última ronda de reportes de ganancias reveló que empresas que van desde Ford y Pepsi hasta Discovery Communications se quejan de que la devaluación aplicada en Argentina por el presidente Mauricio Macri les costaría mucho.

Sin embargo, muchas también indicaron que los movimientos de la moneda eran parte de un paquete de reformas más amplio que a largo plazo las ayudaría a crecer en la tercera economía de América Latina.

Macri levantó los controles sobre la divisa argentina menos de una semana después de asumir la presidencia el 10 de diciembre, apuntando a reactivar una economía condicionada por políticas intervencionistas aplicadas por su antecesora, Cristina Fernández.

Aún débil frente a la moneda estadounidense, el peso ha caído desde entonces de un valor de 10 centavos de dólar a apenas algo mas de 6 centavos de dólar.

Entre las compañías que ven un aspecto positivo en la debilidad del peso se encuentra Ford Motor Co. Si bien Ford "tuvo más de 100 millones de dólares en malas noticias" por la devaluación de la moneda argentina a fin de 2015, el presidente financiero, Bob Shanks, dijo que cree que la reestructuración de Macri "es buena a más largo plazo".

Procter & Gamble también se refirió al impacto. Las devaluaciones -sobre todo en Argentina pero también en Rusia y México- costaron a P&G aproximadamente 300 millones de dólares en diciembre y enero, dijo a analistas el presidente financiero, Jon Moeller.

Con todo, la compañía de productos de consumo hogareño señaló que estaba "bien posicionada para participar" en el crecimiento esperado a partir de los cambios aplicados por Macri.

El ingeniero de centro-derecha ha recortado impuestos y quitado barreras comerciales, además de eliminar miles de empleos públicos, en momentos en que enfrenta el desafío de reducir el gasto del Gobierno mientras estimula el crecimiento.

La gigante agroquímica Monsanto Co, que recortó las ganancias previstas para este año en parte debido a la devaluación del peso, dijo que si bien las presiones persistirían en 2016, veía un posible repunte el año próximo.

El país sudamericano alcanzó la semana pasada un principio de acuerdo con sus acreedores "holdouts" más importantes, con lo que pondría fin a una disputa judicial por deuda soberana impaga que mantiene el país desde hace 14 años y a la vez ayudaría a reanimar su economía. [nL2N16814D]

La visita de Obama a fin de mes pondrá de relieve el foco en este esperado mejor clima de negocios en Argentina. La agenda incluye esfuerzos para aumentar la cooperación comercial y las inversiones entre Washington y Buenos Aires.

Reporte adicional de Karl Plume y Tom Polansek en Chicago; Editado en español por Ana Laura Mitidieri

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below