China dice salida de capitales se modera ante la estabilidad del yuan

miércoles 16 de marzo de 2016 09:49 GYT
 

PEKÍN (Reuters) - Las salidas de capitales de China se están moderando a medida que el yuan adquiere estabilidad, dijo el miércoles el regulador del país, luego de que los datos mostraron menos ventas de divisas extranjeras por parte de los bancos comerciales en febrero.

Los bancos comerciales chinos vendieron 33.900 millones de dólares netos en divisas en febrero, desde 54.400 millones de dólares en enero, revelaron datos de la Administración Estatal de Divisas (SAFE por su sigla en inglés).

Datos previos habían indicado que las ventas netas de divisas por parte del banco central de China cayeron fuertemente a 227.900 millones de yuanes (35.100 millones de dólares) en febrero, desde 644.500 millones de yuanes el mes previo, señalando menos intervenciones de la entidad para respaldar a la moneda local. [nL2N16M0B1]

"Cambios en el clima en el mercado interno y externo aliviaron la presión sobre las salidas de flujos transfronterizas", indicó el regulador. El yuan se mantuvo prácticamente estable frente a una canasta de monedas el mes pasado, minando el entusiasmo de las compañías por comprar otras divisas, añadió.

China aún cuenta con un considerable superávit comercial e importantes ingresos en inversión extranjera directa, mientras que una fuga de varias firmas locales en busca de cambiar divisas para pagar sus propia deuda externa habría alcanzado su máximo, señaló el regulador.

Las menores expectativas de que la Reserva Federal de Estados Unidos aumente más sus tasas de interés y el relativamente sólido crecimiento económico de China también ayudaron a limitar las salidas de capitales, agregó.

Analistas creen que el banco central de China todavía enfrenta una dura tarea para controlar las salidas de capitales, especialmente en momentos en que la expansión de la segunda economía del mundo continúa con una presión bajista.

Las salidas de capitales desde China han aumentado desde la sorpresiva devaluación del yuan en agosto del 2015, y se aceleraron ante la preocupación por la desaceleración económica de Pekín y las expectativas de mayores tasas de interés en Estados Unidos.

(Reporte de Kevin Yao; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)