Economía chilena crece 2,1 pct en 2015 en medio débil demanda interna

viernes 18 de marzo de 2016 12:18 GYT
 

Por Antonio De la Jara

SANTIAGO (Reuters) - La economía chilena creció un 2,1 por ciento en 2015 empujada por el consumo y un débil aporte del comercio exterior, una situación que no cambiaría en el corto plazo, presionando al Banco Central a seguir con una política monetaria estable.

La variación anual del Producto Interno Bruto (PIB) se logró luego de que la economía se expandió un 1,3 por ciento entre octubre y diciembre, un resultado menor al promedio de los trimestres previos, dijo el Banco Central en un informe.

La cifra del cuarto trimestre se conoce cuando ya hay indicadores de los primeros meses de este año que no son alentadores, pero que repuntarían por una menor base de comparación y en medio de un recorte del gasto fiscal que quitaría algo de presión a la inflación.

"Estamos capeando muy bien un momento difícil de la economía internacional (...). El mundo lleva varios trimestres de problemas de distinto tipo en China, Europa y ahora en el barrio nuestro", dijo el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés.

"Lo importante es no conformarse (...) y creo que tener una macroeconomía ordenada es una condición sine qua non", agregó.

El PIB del 2015 representó una leve aceleración respecto a 2014 (1,9 por ciento), luego de que el Banco Central ajustó además al alza la variación del primer (2,7 por ciento) y segundo trimestre (2,1 por ciento) y mantuvo la cifra interanual del tercer trimestre en 2,2 por ciento.

En tanto, el PIB desestacionalizado subió un 0,1 por ciento en el cuarto trimestre y acumuló una expansión del 2,1 por ciento el año pasado.

"En términos monetarios, estos datos no alteran nuestro pronóstico de una mayor probabilidad de mantención de la tasa referencial por muchos meses", dijo Benjamín Sierra, economista de Scotiabank Chile.   Continuación...

 
Un operador revisa un cargamento de cobre de exportación en el puerto de Valparaíso, Chile, ene 25, 2015. La economía chilena creció un 2,1 por ciento en el 2015, levemente por encima del año previo, en medio de un débil desempeño de la demanda interna y un pobre aporte del comercio exterior, que no vislumbra cambios en el corto plazo.
 REUTERS/Rodrigo Garrido