Inversores vuelven a los mercados emergentes con cautela por las amenazas de tormenta

miércoles 30 de marzo de 2016 14:47 GYT
 

Por Mike Dolan

LONDRES (Reuters) - Puede que los mercados emergentes parezcan baratos tras años de desgaste, pero hay mucha cautela entre los inversores antes de aventurarse a un regreso, al menos hasta que las tormentas políticas y financieras hayan amainado.

Los inversores globales han vuelto de puntillas a los activos de mercados emergentes en las últimas seis semanas, en parte por expectativas de que el castigo que sufrieron con el comienzo del año haya sido el final de tres años de descensos y decepciones.

Según el Instituto Internacional de Finanzas, los inversores extranjeros han volcado 36.800 millones de dólares a acciones y bonos de los mercados emergentes en marzo, el mayor flujo de entrada en casi dos años y mucho más que el promedio mensual de los últimos cuatro años.

Y, sin embargo, sólo son balbuceos. Si se mira en contexto, ese movimiento se compara con una salida neta de capitales desde las economías emergentes de unos 730.000 millones de dólares en 2015.

Para que el panorama se despeje, hay al menos tres nubes que deben disiparse.

La primera es el temor latente a tasas de interés más altas en Estados Unidos y una apreciación del dólar, que castiga a los inversores en mercados emergentes que se financian en moneda dura, presiona a las divisas locales y encarece el crédito que se necesita para impulsar a economías débiles.

La segunda es la desaceleración de la economía de China y su repercusión sobre los precios de las materias primas y el resto de mercados emergentes.

Finalmente, hay un aumento de los riesgos políticos en países como Brasil, Turquía y Sudáfrica, que se agravan por la recesión y el desempleo.   Continuación...