Cobre sube, aluminio toca mínimo de casi una semana por exceso de oferta

miércoles 6 de abril de 2016 13:24 GYT
 

Por Eric Onstad

LONDRES (Reuters) - Los precios del cobre subieron el miércoles impulsados por un dólar más débil, mientras que el aluminio tocó mínimos de casi una semana en medio de la creciente preocupación por el reinicio de operaciones en fundiciones chinas, lo que se sumó a un exceso global de suministros.

* El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) avanzó un 0,3 por ciento a 4.788 dólares la tonelada. El metal rojo tocó un mínimo de un mes de 4.751 dólares el martes, antes de cerrar la sesión con un repunte de un 0,3 por ciento.

* El cobre subió a inicios de año junto con otras materias primas, pero ha perdido casi un 7 por ciento desde que tocó un máximo de cuatro meses a mediados de marzo.

* Los precios caerían bajo los mínimos de seis años y medio registrados en enero, golpeados por la falta de recortes en la producción y la debilidad de la demanda china, dijeron analistas.

* En tanto, la firmeza del dólar y la escalada del petróleo ayudaron al aluminio a recortar pérdidas en la sesión.

* El aluminio retrocedió un 0,5 por ciento a 1.515 dólares la tonelada, recortando pérdidas luego de caer a 1.495 dólares, su nivel más bajo desde el 31 de marzo.

* Entre otros metales, el estaño cerró con alza de un 0,9 por ciento a 16.500 dólares, mientras que el zinc cerró con baja de 0,3 por ciento a 1.808 dólares. En tanto, el plomo ganó un 1,2 por ciento, a 1.717 dólares luego de tocar mínimos de cinco semanas de 1.690 dólares.

(Reporte adicional de A. Ananthalakshmi en Singapur. Editado en español por Ana Laura Mitidieri y María Cecilia Mora)

 
Cátodos de cobre, vistos en un almacen cerca del puerto Yangshan Deep Water, al sur de Shanghái, 23 de marzo de 2012. Los precios del cobre subieron el miércoles impulsados por un dólar más débil, mientras que el aluminio tocó mínimos de casi una semana en medio de la creciente preocupación por el reinicio de operaciones en fundiciones chinas, lo que se sumó a un exceso global de suministros. REUTERS/Carlos Barria