Precios a la producción de China caen menos que lo esperado en marzo

lunes 11 de abril de 2016 05:55 GYT
 

SHANGÁI/PEKÍN (Reuters) - Los precios a la producción de China cayeron menos que lo esperado en marzo, y la inflación al consumidor se estabilizó, una señal de que las fuertes presiones deflacionarias en el sector industrial del país podrían estar cediendo.

Algunos economistas dijeron que una disminución en las preocupaciones sobre los precios a las puertas de las fábricas podría sugerir una flexibilización monetaria menos agresiva en los próximos meses.

Los analistas han estado observando cómo evoluciona la inflación este año después de una campaña de flexibilización del banco central que partió a finales del 2014 y ha impulsado el crédito, pero aún tiene que generar unos aumentos sustanciales de los precios.

Los precios a la producción cayeron un 4,3 por ciento en marzo respecto al mismo mes del año anterior, extendiendo su declive a un total de cuatro años, pero a un ritmo más lento que el pronóstico promedio de un sondeo de Reuters de una reducción de un 4,6 por ciento.

Los economistas dijeron que la caída más lenta de los precios industriales fue impulsada por una recuperación en los precios mundiales de las materias primas y por un repunte en la actividad de construcción en el país.

"Los precios a la producción se han beneficiado de una recuperación en el sector inmobiliario y por la inversión en infraestructura y los nuevos pedidos del Gobierno", dijo Zhao Yang, economista jefe para China de Nomura Bank en Hong Kong.

"En general, los datos son una buena combinación para los mercados financieros. El Índice de Precios al Consumidor fue estable, por lo que no debería haber una gran preocupación sobre un ajuste de la política monetaria", agregó.

Los precios al consumidor subieron un 2,3 por ciento en marzo, por debajo de un pronóstico de un alza de un 2,5 por ciento, pero similar al ritmo de febrero de un 2,3 por ciento.

La cifra del mes anterior representa el aumento más rápido en más de un año, pero el incremento fue impulsado en gran medida por las fuertes ganancias en los precios de los alimentos tras un invierno inesperadamente duro.

(Reporte de Nathaniel Taplin en Shanghái, Sue-Lin Wong y Xiaoyi Shao en Pekín. Editado en español por Carlos Aliaga)

 
La inflación de los precios al consumidor de China se aceleró menos que lo esperado en marzo, tras cuatro meses de aumento, mientras que los precios a la producción continuaron en deflación. En la foto, clientes en un supermercado en Shanghái el 10 de marzo de 2016.  REUTERS/Aly Song