Productores uruguayos dicen que lluvia complica la cosecha de soja

domingo 17 de abril de 2016 14:58 GYT
 

MONTEVIDEO (Reuters) - Las fuertes lluvias de las últimas dos semanas en Uruguay impidieron cosechar normalmente la soja, lo que puede comprometer la calidad del cultivo y afectar las ventas al exterior, dijeron el sábado productores locales.

"La situación es parecida en todo el país, estamos totalmente parados por la lluvia", dijo el productor sojero Tomás Molina, que tiene plantaciones en cuatro de los 19 departamentos de ese país. "Así no se puede cosechar nada", lamentó, y agregó que por la cantidad de agua es posible que se perjudique a las exportaciones, tanto por la demora de la cosecha como por la calidad del cultivo.

En el área de mayor producción de Uruguay, la lluvia comenzó a caer con intensidad a principios de mes, cuando los productores pensaban cosechar la oleaginosa plantada en diciembre.

En lo que va de abril el registro de lluvia llegó a los 400 milímetros, pero la cifra varía dependiendo el lugar y en algunos casos es superior a 800 milímetros, dijeron los productores. Ambos registros superan ampliamente el promedio de precipitaciones de unos 100 milímetros por mes.

El presidente del gremio agrícola y ganadero Federación Rural, Fernando Dighiero, dijo que "puede que la soja se pase y queda de mala calidad".

La lluvia también aumenta los costos para cosechar. El barro hace más difícil trabajar con las máquinas cosechadoras, por lo que se requiere un gasto mayor en combustible.

"Los camiones también presentan problemas para llegar a las plantaciones por el estado de las rutas y calles, y eso repercute en problemas logísticos", dijo Molina.

El Instituto Uruguayo de Meteorología dijo el sábado que las lluvias continuarán hasta el lunes en el sur, y hasta el miércoles en el norte.

En todo el territorio de Uruguay hay siete muertos y más de 2.000 desplazados debido a las tormentas, dijo el domingo el presidente Tabaré Vázquez en conferencia de prensa.   Continuación...

 
Víctimas de temporales reciben cuidados temporales en un gimnasio público en Dolores en Uruguay. 16 de abril de 2016. Las fuertes lluvias de las últimas dos semanas en Uruguay impidieron cosechar normalmente la soja, lo que puede comprometer la calidad del cultivo y afectar las ventas al exterior, dijeron el sábado productores locales. REUTERS/Andres Stapff