Petrolera italiana Eni expresa preocupación por situación en Venezuela

viernes 29 de abril de 2016 19:56 GYT
 

Por Stephen Jewkes

MILÁN (Reuters) - La petrolera italiana Eni manifestó el viernes su preocupación por la crisis de Venezuela, donde la estatal PDVSA, el operador exclusivo de los yacimientos de crudo del país, debe a las compañías de energía miles de millones de dólares en facturas pendientes debido a problemas de liquidez.

"La situación en el país es crítica. Hasta ahora se nos ha pagado pero esperamos ciertos retrasos en los desembolsos", sostuvo el presidente financiero de Eni, Massimo Mondazzi, aunque indicó que los montos no eran grandes.

El grupo está probando ciertas herramientas de titularización financiera para garantizar los pagos, indicó Mondazzi.

Muchas grandes corporaciones estadounidenses han tenido que asumir enormes amortizaciones por sus operaciones en Venezuela, particularmente debido al fuerte debilitamiento de la moneda local.

Eni produce 60.000 barriles de petróleo equivalentes (boed) en el país sudamericano a partir de su gigantesco yacimiento de gas Perla.

La firma también opera como socio minoritario junto con PDVSA el proyecto marino Petrosucre, que produce actualmente cerca de 30.000 barriles por día (bpd) de petróleo.

Sobre el proyecto, PDVSA dijo tarde el viernes que prevén incrementar la producción diaria con la perforación de nuevos pozos. La petrolera venezolana no mencionó lo relacionado con los pagos a las compañías.

"Pensamos llegar a 35 mil ó 40 mil barriles diarios con la perforación de los pozos nuevos", dijo el presidente de Petrosucre, Ramón Salazar, citado en una nota de prensa de la estatal.   Continuación...

 
Imagen del logo de ENI en una estación de servicio en Roma, Italia el 9 de abril de 2016. La petrolera italiana Eni expresó el viernes su preocupación por la crisis de Venezuela, donde la compañía estatal PDVSA, el operador exclusivo de los yacimientos de crudo del país, debe a las compañías de energía miles de millones de dólares en cuentas pendientes debido a problemas de liquidez. REUTERS/Alessandro Bianchi