Fármaco para el asma de AstraZeneca muestra resultados positivos y entraría al mercado en 2017

martes 17 de mayo de 2016 13:12 GYT
 

Por Ben Hirschler

LONDRES, 17 mayo (Reuters) - El intento de AstraZeneca por reconstruir su cartera de nuevos medicamentos recibió un impulso gracias a los resultados positivos de un fármaco biotecnológico experimental para el asma severa, que la farmacéutica previamente asoció con ventas potenciales de 2.000 millones de dólares anuales.

El Benralizumab, que probablemente llegue al mercado el próximo año, fue bien tolerado y tuvo éxito en la reducción de los ataques de asma en dos pruebas clínicas cruciales realizadas en sus últimas etapas, dijo la farmacéutica el martes.

Aunque entrará a un mercado competitivo luego de la reciente aprobación de fármacos como el Nucala, de GlaxoSmithKline (GSK.L: Cotización), y el Cinqair, de Teva TEVA.TA, AstraZeneca cree que el Benralizumab tiene el potencial de ser el mejor de su tipo.

El Benralizumab combate directamente las células del cuerpo que provocan inflamación, llamadas eosinófilos, llevando a su rápida reducción, mientras que los fármacos rivales trabajan en forma menos directa.

El analista de Deutsche Bank Richard Parkes dijo que el mercado de los medicamentos para el asma severa podría crecer a un valor cercano de 7.000 millones de dólares al año, agregando que los resultados detallados del Benralizumab, que se podrían conocer en una junta médica en septiembre, serían importantes para determinar su potencial comercial.

AstraZeneca afirmó que planeaba presentar el Benralizumab para la aprobación de los reguladores en Estados Unidos y Europa en la segunda mitad de 2016.

(Editado en español por Patricio Abusleme)

 
Un logo de AstraZeneca en Macclesfield, Inglaterra, mayo 19, 2014. El intento de AstraZeneca por reconstruir su cartera de nuevos medicamentos recibió un impulso gracias a los resultados positivos de un fármaco biotecnológico experimental para el asma severa, que la farmacéutica previamente asoció con ventas potenciales de 2.000 millones de dólares anuales.
 REUTERS/Phil Noble