Alza impuesto sobre las ventas en Japón ganaría la confianza mundial: Asesor de Abe

martes 24 de mayo de 2016 09:50 GYT
 

Por Ami Miyazaki y Linda Sieg

TOKIO, 24 mayo (Reuters) - Subir el impuesto sobre las ventas de Japón a un 10 por ciento desde un 8 por ciento en abril del 2017 como está planeado sería la mejor manera de ganar la confianza mundial, a menos que surjan circunstancias especiales, dijo el martes un asesor cercano al primer ministro Shinzo Abe.

El secretario adjunto del gabinete, Koichi Hagiuda, dijo a Reuters en una entrevista que no puede descartar la posibilidad de que Abe llame a elecciones anticipadas para la Cámara baja del Parlamento si los partidos de oposición presentan una moción de censura contra el Gobierno.

Los comentarios de Hagiuda vienen tras las especulaciones de que Abe aplazaría la subida del impuesto sobre las ventas y llamaría a unas elecciones generales anticipadas junto a una votación para la Cámara alta del Parlamento fijada para el 10 de julio.

"Se decidió (elevar el impuesto) a partir de abril del próximo año", dijo Hagiuda. "Siempre y cuando no surja una situación especial, ¿Avanzar cómo estaba previsto no sería la mejor manera de ganar la confianza de la sociedad internacional?", agregó.

El funcionario añadió que no cree que la situación económica actual justifique un cambio en el plan.

Un aumento inicial del impuesto sobre las ventas a un 8 por ciento desde un 5 por ciento en el 2014 llevó a la economía de vuelta a la recesión, pero algunos legisladores del partido gobernante están a favor de contrarrestar cualquier daño potencial esta vez con un enorme paquete de gastos.

(Reporte de Ami Miyazaki y Linda Sieg. Editado en español por Carlos Aliaga)

 
El secretario adjunto del gabinete de Japón, Koichi Hagiuda, habla durante une entrevista con Reuters, en Tokio, Japón. 24 de mayo de 2016. Subir el impuesto sobre las ventas de Japón a un 10 por ciento desde un 8 por ciento en abril del 2017 como está planeado sería la mejor manera de ganar la confianza mundial, a menos que surjan circunstancias especiales, dijo el martes un asesor cercano al primer ministro Shinzo Abe. REUTERS/Toru Hanai