7 de junio de 2016 / 17:12 / hace un año

COLUMNA-El mercado petrolero volvió al equilibrio: Kemp

(Reuters) - Los mercados petroleros mundiales parecen haber vuelto a un equilibrio gracias a un fuerte crecimiento del consumo de combustible y a una serie de importantes interrupciones de suministro en grandes países productores.

Una gasolinera de PTT en Bangkok, ene 27, 2016. Los mercados petroleros mundiales parecen haber vuelto a un equilibrio gracias a un fuerte crecimiento del consumo de combustible y a una serie de importantes interrupciones de suministro en grandes países productores. REUTERS/Athit Perawongmetha/File Photo

Conductores han incrementado su consumo de gasolina barata en Estados Unidos y en grandes economías emergentes como India y México, ayudando a elevar la demanda por petróleo en más de 1,4 millones de barriles por día (bpd) en 2016.

La demanda ya había crecido en 1,8 millones de barriles por día en 2015 y se espera que aumente bastante más de 1 millón de bpd el próximo año, lo que representa el mayor y más constante incremento del consumo desde antes de la crisis financiera.

En lo que a demanda se refiere, se espera que la producción de petrolera de Estados Unidos caiga 700.000 barriles por día entre 2015 y 2016, porque los bajos precios han reducido las perforaciones de esquisto en tierra.

Y una creciente lista de interrupciones de la producción en Libia, Nigeria, Venezuela y Canadá, entre otros, ha llegado a más de 3 millones de barriles por día.

Si bien las existencias de petróleo y combustibles siguen siendo inusualmente altas, tras la fuerte sobreoferta de 2014 y 2015, ya no crecen más.

El cambio desde una sobreoferta a un mercado en equilibrio es evidente en la relación entre los precios de los futuros de próximo vencimiento y los diferidos.

El vínculo entre los diferenciales en el tiempo, el consumo, la producción y los inventarios es bien conocido desde la década de 1930 y es muy seguido por los operadores.

En general, los períodos de sobreoferta y de aumento de inventarios están asociados con un ‘contango’ en los precios futuros, en que los valores de los contratos más próximos en el tiempo son menores a los de vencimientos más largos.

El exceso de demanda y la caída de las existencias normalmente está asociada a una situación de ‘backwardation’, la condición opuesta, cuando los precios de los contratos cercanos son mayores que los de fechas posteriores.

En los últimos 30 años, la transición a un mercado en equilibrio desde uno con exceso de oferta hacia un exceso de demanda ha sido anticipada por un movimiento desde contango a backwardation, y al revés (tmsnrt.rs/25JCRCQ).

En los últimos seis meses, el grado de contango, tanto para el Brent como para los futuros en Estados Unidos, ha bajado significativamente, lo que es consistente con señales de una demanda más fuerte y una oferta que flaquea. (tmsnrt.rs/1VJVnIo).

Ambos mercados de futuros continúan con un pequeño contango, pero eso es consistente con mercados muy cerca del equilibrio.

Desde 2005, la condición “normal” en el mercado del petróleo ha sido de un pequeño contango (entre 1985 y 2004 lo usual era un pequeño backwardation y la razón del cambios es motivo de controversia).

Entre 2005 y 2014, los contratos del WTI para el primer y séptimo mes se han negociado con un contango más del 70 por ciento del tiempo, lo que revierte la tendencia anterior de una cotización en backwardation más del 70 por ciento del tiempo.

El actual contango en los precios del WTI, de cerca de 2 dólares por barril, no es significativamente diferente del promedio de contango de 1,5 dólares por barril entre 2005 y 2014(tmsnrt.rs/1VJVmnN).

El actual contango del Brent está cerca de 1,70 dólares por barril para los primeros seis meses, lo que no está lejos del promedio de la década de 0,73 dólar por barril.

Los riesgos para el panorama de oferta/demanda/precio parecen ahora razonablemente equilibrados, lo que se refleja tanto en los precios al contado como en los diferenciales temporales.

En cuanto a oferta, la producción de crudo puede sorprender al alza en los próximos 12 meses si algunas de las actuales interrupciones de suministro se superan.

Si el Gobierno de Nigeria puede restaurar el orden en el delta, más de 0,5 millón de bpd de suministro adicional puede volver al mercado con relativa rapidez.

La producción de esquisto en Estados Unidos también podría estabilizarse y comenzar a subir si los precios del petróleo se mantienen en o sobre 50 dólares por barril.

La cantidad de plataformas de perforación de petróleo y gas en Estados Unidos subió la semana pasada, por primera vez en nueve meses, probablemente en respuesta a la reciente alza de los precios.

Pero el mayor riesgo en el mediano plazo es de demanda, que puede no crecer tan rápido como las nuevas fuentes de oferta.

La inversión en exploración y producción petrolera se ha recortado en respuesta al colapso de los precios desde mediados de 2014.

Pero, en la medida en que el ciclo cambie, se necesitarán inversiones significativas para reemplazar la producción que mengua en los campos existentes y satisfacer el continuo crecimiento del consumo, que puede requerir más alzas de precios.

Para 2018, si se asume que la economía mundial evitará la recesión, se necesitarán precios más altos para contener un crecimiento súper rápido de la demanda e incentivar un aumento más acelerado de la oferta.

Editado en español por Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below