Venezuela espera reactivación de diálogo sobre producción de crudo ante mayor bombeo Irán

jueves 16 de junio de 2016 14:42 GYT
 

Por Dmitry Zhdannikov

SAN PETERSBURGO, Rusia (Reuters) - El ministro de Petróleo de Venezuela, Eulogio del Pino, dijo el jueves que el miembro de la OPEP Irán alcanzaría en septiembre los niveles de producción petrolera previos a las sanciones de Occidente, lo que permitiría que se reanuden las conversaciones sobre la posibilidad de congelar la producción global de crudo.

En declaraciones a Reuters en el marco del Foro Económico Internacional de San Petersburgo, Del Pino dijo que la idea de congelar la producción sería discutida en una reunión informal de miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros productores en Argelia en septiembre.

Dijo, además, que propondrá que la OPEP adopte formalmente una política de "rangos de producción", lo que permitiría que el bombeo de crudo de los países miembros fluctúe en cierta cantidad.

Esto permitiría que la OPEP no vuelva a discutir el controvertido tema de fijar un techo de producción y cuotas individuales de bombeo, sostuvo.

"Tendremos rangos de producción y los supervisaremos constantemente. Esto daría flexibilidad para corregir las cosas en tiempo real", agregó.

"PRODUCCIÓN NO ESTÁ FUERA DE CONTROL"

Venezuela se ha visto afectada por el desplome de los precios del crudo y por el descenso de su bombeo, al igual que ocurrió con otros países productores. No obstante, Del Pino dijo que la extracción se está recuperando, ya que las recientes lluvias ayudaron a la generación energética, esencial para el funcionamiento de los yacimientos petroleros.   Continuación...

 
El ministro de Petróleo de Venezuela, Eulogio del Pino, habla con periodistas antes de una reunión de la OPEP en Viena, Austria. 2 de juno de 2016. El ministro de Petróleo de Venezuela, Eulogio del Pino, dijo el jueves que el miembro de la OPEP, Irán, alcanzaría en septiembre los niveles de producción petrolera previos a las sanciones de Occidente, lo que permitiría que se reanuden las conversaciones sobre la posibilidad de congelar la producción global de crudo. REUTERS/Leonhard Foeger