EXCLUSIVA- BCE orientará a bancos para resolver deuda incobrable antes de establecer metas: fuentes

jueves 23 de junio de 2016 14:09 GYT
 

Por Balazs Koranyi y Francesco Canepa

FRÁNCFORT (Reuters) - El Banco Central Europeo está planeando dar a bancos de la zona euro una orientación no vinculante a fines de 2016 o principios de 2017 para que reduzcan su acumulación de deuda incobrable, presionando a los prestamistas pero no forzándolos, dijeron fuentes.

El BCE, que supervisa 129 de los mayores bancos en la zona euro, podría establecer metas cuantitativas y cualitativas confidenciales, pero no todas necesariamente serán por escrito, dijeron las fuentes a Reuters.

Eso daría a los bancos cierta flexibilidad y sugiere que el BCE recurrirá fuertemente a la persuasión, al menos en principio.

Los bancos, presionados por unos 900.000 millones de euros (1 billón de dólares) de créditos incobrables, han retrasado la reparación de ese legado de la crisis de deuda europea, preocupados de que las amortizaciones puedan provocar pérdidas, limitar dividendos y el pago de ejecutivos.

Los reguladores están ansiosos por dar un empujón a los bancos, dado que una gran cantidad de crédito incobrable reduce la valoración de los bancos, aumenta el costo de financiamiento y finalmente contiene al crecimiento económico, contrarrestando el mismo estímulo que el BCE intenta inyectar a través de su política monetaria.

El BCE estima que un 7,1 por ciento de los préstamos bancarios de la zona euro eran incobrables a fines del año pasado, casi cinco veces el nivel de Estados Unidos. Italia y Grecia figuran entre los principales lastres.

Otra fuente agregó que aún no se han tomado decisiones, de modo que el actuar del BCE aún podría cambiar, particularmente en lo que respecta a fechas. El BCE declinó formular comentarios.

(1 dólar = 0,8773 euros)

(Reporte adicional de Mark Bendeich. Editado en español por Patricio Abusleme)

 
La sede del BCE en Fráncfort. El Banco Central Europeo está planeando dar a bancos de la zona euro una orientación no vinculante a fines de 2016 o principios de 2017 para que reduzcan su acumulación de deuda incobrable, presionando a los prestamistas pero no forzándolos, dijeron fuentes. REUTERS/Ralph Orlowski/File Photo