El sector financiero británico sufre por impacto del "Brexit"

viernes 24 de junio de 2016 07:27 GYT
 

Por Sinead Cruise y Andrew MacAskill y Lawrence White

LONDRES (Reuters) - Los 2,2 millones de trabajadores de la industria financiera del Reino Unido se enfrentan a años de incertidumbre y al riesgo de miles de recortes de empleos después de que el país votó a favor de salir de la Unión Europea, lo que deja interrogantes sobre el estatus de Londres como el centro financiero más importante de Europa.

La campaña a favor de la salida de la UE, liderada por una serie de legisladores conservadores y veteranos del sector financiero, se alzó con la victoria sobre los defensores de un "Reino Unido más fuerte en Europa", con el apoyo de un 52 por ciento de los votantes a su plan de dejar el club de 28 países.

Las celebraciones de los partidarios del "Brexit" se han visto eclipsadas por una caída media del 14 por ciento en los precios de las acciones de los cinco principales bancos británicos y bajas mayores de entidades gestoras de fondos privados como Schroders, Aberdeen Asset gestión y St. James Place.

El impacto también se dejaba notar en el continente y los bancos europeos caían más de un 12 por ciento, casi el doble del retroceso de las grandes empresas, con fuertes recortes en los bancos de España, Italia y Grecia.

El no a la UE significa que el futuro del sector de servicios financieros de Reino Unido ahora pende de un hilo.

Todo depende del proceso de divorcio entre Europa y Reino Unido, la capacidad de Londres para retener el acceso al libre mercado europeo y de hacer frente a una volatilidad que ha castigado el valor de la libra esterlina frente a las principales monedas mundiales.

El estado de ánimo en los restaurantes y cafeterías en la zona de rascacielos de Canary Wharf, donde se encuentran las oficinas de JPMorgan, Citi, HSBC y Barclays, era sereno y contemplativo, aunque el temor por la seguridad laboral se disparaba a niveles desconocidos desde la crisis financiera de 2008. Los bancos de inversión ya habían advertido que podrían mover miles de puestos de trabajo si Reino Unido optaba por salir de la UE, mientras que el Banco Central Europeo indicó que podría obligar a sacar la contratación del euro fuera de Londres, el mayor mercado de divisas del mundo.

Sin embargo, algunos trataron de restar importancia a los temores de un impacto catastrófico para el sector bancario británico, que apunta a una amplia planificación de contingencia y muchos años de experiencia absorbiendo crisis.   Continuación...