Ventas de autos en EEUU se encaminan a su mejor registro en junio desde 2005

viernes 1 de julio de 2016 12:39 GYT
 

(Reuters) - Las fuertes ventas de camionetas y vehículos suburbanos pusieron a la industria automotriz de Estados Unidos en camino a anotar su mejor mes de junio en más de una década, pese a una caída de las ventas de General Motors.

Ford Motor Co dijo el viernes que sus ventas en Estados Unidos subieron un 6,4 por ciento, a 240.109 vehículos, en junio, impulsadas por la sólida demanda por sus camionetas.

"La demanda del consumidor por vehículos suburbanos de Ford también sigue subiendo a máximos históricos", comentó el vicepresidente de Ford, Mark LaNeve.

General Motors, la mayor automotriz de Estados Unidos, afirmó que sus ventas bajaron un 1,6 por ciento, a 255.210 vehículos, debido a menores ventas de vehículos de las marcas Buick y GMC.

Sin embargo, el economista jefe de General Motors, Mustafa Mohatarem, dijo que las tasas de interés históricamente bajas, los precios estables del combustible, el alza de los salarios y un empleo casi pleno impulsarán las ventas de autos en la segunda mitad del año.

Fiat Chrysler Automobiles afirmó que sus ventas de junio escalaron un 7 por ciento, a 197.073 unidades, impulsadas por su marca Jeep.

Las ventas de Nissan Group ganaron un 13 por ciento, a 140.553 unidades, gracias a la alta demanda por sus camionetas Frontier y vehículos suburbanos Rogue.

La empresa de marketing J.D. Power y LMC Automotive han dicho que prevén que las ventas de vehículos ligeros en Estados Unidos suban un 5 por ciento en junio, a 1,55 millones.

En junio hubo un día adicional de ventas en comparación a un año antes.

(Reporte de Ankit Ajmera in Bengaluru. Editado en español por Patricio Abusleme)

 
Un trabajador en la planta de General Motors en Arlington, EEUU, jun 9, 2015. Las fuertes ventas de camionetas y vehículos suburbanos pusieron a la industria automotriz de Estados Unidos en camino a anotar su mejor mes de junio en más de una década, pese a una caída de las ventas de General Motors.
 REUTERS/Mike Stone