Lockhart de la Fed: No esperen un rápido "retorno a la normalidad"

viernes 15 de julio de 2016 14:14 GYT
 

Por Howard Schneider

VICTOR, EEUU (Reuters) - Dennis Lockhart asumió como presidente del Banco de la Reserva Federal de Atlanta a principios del 2007, cuando la economía aún disfrutaba de un crecimiento estable y una baja tasa de desempleo y el banco central estadounidense confiaba en poder mantener ese camino.

Casi una década después, la Fed ha tenido que desechar su libro de estrategia a raíz de una grave crisis financiera, repensar cómo funciona la economía, y enfrentarse a un mundo donde incluso el banco central más poderoso no determina tanto su política sino que es arrastrado por ella.

Si la esperanza es de un retorno a la "normalidad" -los viejos tiempos cuando los bancos centrales arbitraban un equilibrio bien definido entre la inflación y el desempleo-, no es probable que suceda pronto, dijo Lockhart a Reuters.

"Es evidente que estamos en un período diferente de la historia económica, del entorno económico (...) Este anhelo del que se oye hablar y se lee a menudo acerca de un retorno a la normalidad es probablemente un objetivo en realidad falso", dijo el especialista de 69 años.

"Puedo visualizar varios años con una baja tasa de crecimiento potencial (...) Eso significa que la tasa de interés apropiada se mantiene en un rango bajo", agregó.

Si bien funcionarios de la Fed hablan frecuentemente de vientos en contra que frenan la economía, Lockhart dijo que ha estado cada vez más preocupado por los problemas estructurales de mayor duración que han dejado a la Fed y a otros bancos centrales en una posición de tener que "adaptarse a realidades en las que no pueden influir".

(Reporte de Howard Schneider; Editado en español por Silene Ramírez)

 
Dennis Lockhart de la Fed de Atlanta habla en Nueva York. 18 de noviembre de 2015. Lockhart asumió como presidente del Banco de la Reserva Federal de Atlanta a principios del 2007, cuando la economía aún disfrutaba de un crecimiento estable y una baja tasa de desempleo y el banco central estadounidense confiaba en poder mantener ese camino. REUTERS/Lucas Jackson/File Photo