Dólar y libra se aprecian por alivio tras golpe de Estado fallido en Turquía

lunes 18 de julio de 2016 11:44 GYT
 

Por Dion Rabouin

NUEVA YORK (Reuters) - El dólar subía frente al yen el lunes y se acercaba a máximos en tres semanas debido a que los inversores revertían operaciones en activos de refugio tras un fallido golpe de Estado en Turquía.

* Turquía purgaba a su policía el lunes después de detener a miles de soldados luego de un fallido golpe de Estado el fin de semana, mientras que el Gobierno dijo que tiene el control del país y de la economía.

* Las medidas del Gobierno turco aliviaron las preocupaciones sobre una nueva ronda de agitación que se habría sumado a los problemas políticos y económicos de Europa, lo que hacía que los inversores volvieran a optar por divisas de mayor riesgo y a alejarse de la seguridad tradicional del yen.

* El dólar se apreciaba un 0,7 por ciento frente al yen, a 105,56 yenes, luego de haber alcanzado en la sesión en Asia un máximo de 105,96 yenes.

* La moneda turca, la lira, también revirtió pérdidas previas y subía 1,5 por ciento frente al dólar, a 2,9736 liras, tras llegar a apreciarse un 3 por ciento más temprano, alejándose de mínimos en tres meses que alcanzó luego del intento de golpe de Estado el viernes.

* En tanto, la libra esterlina se fortalecía un 0,5 por ciento contra el dólar, a 1,3255 dólares. La libra subió casi 2 por ciento la semana pasada, en su mejor semana contra el dólar desde principios de marzo.

* El euro se apreciaba un 0,3 por ciento frente al dólar, a 1,1067 dólares, y el índice dólar, que compara a la divisa estadounidense frente a otras seis grandes monedas, registraba pocos cambios, a 96,537.

(Reporte de Dion Rabouin. Editado en español por Lucila Sigal)

 
Un empleado cuenta dólares estadounidenses en una sucursal bancaria en Hanoi, Vietnam. 16 de mayo de 2016. El dólar subía frente al yen el lunes y se acercaba a máximos en tres semanas debido a que los inversores revertían operaciones en activos de refugio tras un fallido golpe de Estado en Turquía. REUTERS/Kham