Reforma del sistema de pensiones en Chile costará unos 4.000 mln dlr

miércoles 10 de agosto de 2016 16:10 GYT
 

SANTIAGO (Reuters) - Un plan del Gobierno chileno para aumentar las pensiones con cargo a aportes del empleador costará alrededor de 4.000 millones de dólares, un tercio de los cuales desembolsará el fisco, dijo el miércoles el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés.

La presidenta Michelle Bachelet anunció el martes por la noche una serie de medidas para aumentar las pensiones, entre las que se destaca un alza de hasta un 15 por ciento en la cotización previsional desde su actual nivel de 10 por ciento, con cargo exclusivo al empleador.

"Este cambio de cinco puntos porcentuales es un cambio muy relevante, si consideramos que cada punto porcentual de la cotización equivale en torno a 0,3 puntos del PIB, 765 millones de dólares, incluyendo a los independientes", dijo Valdés a periodistas.

El alza de cinco puntos porcentuales en la cotización, en todo caso, será de forma gradual y en un plazo máximo de 10 años.

El ministro precisó que el Estado es uno de los grandes empleadores del país, por lo que el aumento planeado en las cotizaciones de los trabajadores significará una mayor carga fiscal.

"El costo fiscal en régimen equivale a 0,5 por ciento del PIB, en torno a 1.500 millones de dólares", dijo Valdés.

En el Gobierno remarcaron que los cambios planteados implicarán una discusión de todos los actores para que su aprobación sea respaldada por un gran pacto social, más aún cuando arrecian las críticas contra el actual sistema de pensiones.

El aumento en la cotización será destinado a crear un pilar de ahorro colectivo solidario, una parte del cual permitirá elevar las actuales pensiones y otra parte será destinada a lograr una mayor equidad en las pensiones futuras de los actuales trabajadores que cotizan.

  Continuación...

 
Imagen de archivo del ministro de Hacienda de Chile, Rodrigo Valdés, a su lllegada a una reunión en el Banco Central en Santiago, mayo 14, 2015. Un plan del Gobierno chileno para mejorar las pensiones costará alrededor de 4.000 millones de dólares, un tercio de los cuales corresponderá al fisco, dijo el miércoles el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés.  
 REUTERS/Pablo Sanhueza