15 de agosto de 2016 / 14:42 / hace un año

Acuerdo de OPEP para congelar producción seguiría siendo elusivo, pese a altas expectativas

El logo de la OPEP en su sede de Viena, el 30 de mayo de 2016. La OPEP retomaría las negociaciones que buscan congelar los niveles de producción en su cita del mes próximo cuando se reúna con productores externos al cartel, apoyada en la aspiración de Arabia Saudita de impulsar los precios, según fuentes, aunque Irán, Irak y Rusia se resistan a un acuerdo de este tipo. REUTERS/Heinz-Peter Bader

DUBAI/LONDRES (Reuters) - La OPEP retomaría las negociaciones que buscan congelar los niveles de producción en su cita del mes próximo cuando se reúna con productores externos al cartel, apoyada en la aspiración de Arabia Saudita de impulsar los precios, según fuentes, aunque Irán, Irak y Rusia se resistan a un acuerdo de este tipo.

Riad, el líder de facto de la OPEP, provocó una escalada de las expectativas sobre un compromiso cuando su ministro de Energía dijo el jueves que el reino colaboraría tanto con miembros de la organización y como con otros países productores para estabilizar al mercado del petróleo.

“Esas declaraciones (...) indican que están dispuestos a buscar un acuerdo para congelar el bombeo pero la duda sigue siendo a qué nivel”, dijo una fuente de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). “¿El congelamiento sería a los niveles de enero? ¿Qué pasa con Irán? También está Nigeria”, inquirió.

El intento previo de congelar la producción en los niveles de enero fracasó en abril porque Arabia Saudita insistió en que todos los productores participaran de la iniciativa, lo que fue rechazado por Irán, que después de que se levantaran las sanciones económicas en su contra decidió concentrarse en recuperar su participación de mercado.

“No veo ninguna opción real”, dijo una fuente cercana a la postura iraní, en referencia al resultado del encuentro que se realizará en septiembre. “Pero si los precios caen más, algunos miembros de la OPEP tratarán de enviar señales positivas al mercado para mantener los valores al menos en sus niveles actuales”, aseveró.

Pero Teherán ya no es el único obstáculo a un pacto sobre el bombeo. Irak, el segundo mayor productor del cartel y que apoyaba el congelamiento en abril, ha firmado acuerdos con grandes petroleras para desarrollar sus yacimientos, lo que permitiría que su producción escale en el 2017 en hasta los 350.000 bpd.

También Nigeria y Libia podrían resistirse. La producción de Nigeria cayó su nivel más bajo en más de dos décadas por ataques de militantes a sus plataformas, mientras que Libia está bombeando apenas una fracción del crudo que extraía antes del conflicto, por lo que no se sabe a cuál nivel podrían limitar su suministro.

Rusia, el mayor productor externo a la OPEP, estuvo dispuesto en abril a congelar su producción junto a otras naciones petroleras, pero ahora sostiene que ya no favorece del todo esa postura y que seguirá incrementando su actividad de extracción.

Persuadir a países como Irán, Irak y Rusia de retomar controles de producción de petróleo será una misión cuesta arriba para Riad, pero elevar las expectativas de un acuerdo que finalmente no se concretará, como ocurrió en abril, parece ser aún más perjudicial.

“La ausencia de un acuerdo provocará un colapso del mercado y de la OPEP”, dijo una de las fuentes del cartel.

Escrito por Dmitry Zhdannikov. Editado en español por Janisse Huambachano/Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below