Cansados del crudo barato, saudíes consideran impulso a precio por OPI de Aramco

jueves 1 de septiembre de 2016 16:11 GYT
 

Por Rania El Gamal y Alex Lawler

DUBÁI/LONDRES (Reuters) - Dos años después de iniciar una guerra de precios, Arabia Saudita aparentemente se cansó del petróleo barato por las presiones presupuestarias, el temor a una futura escasez de suministro y antes de vender una participación en la empresa estatal Aramco.

El cambio de tono ocurre cuando la OPEP y otros productores, como Rusia, podrían reanudar negociaciones para una estabilización de la producción en una reunión en Argelia este mes, luego que un intento parecido en abril debido a tensiones entre saudíes e iraníes.

"Los saudíes van a Argelia por un congelamiento (del nivel de producción)", dijo una fuente de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) familiarizada con el asunto y que solicitó no ser identificada.

"Más y más ministros están hablando entre ellos para evaluar su postura respecto a la producción", agregó.

En noviembre de 2014, la OPEP, liderada por Arabia Saudita, dio un giro histórico a su política al rehusarse a reducir su producción, con la esperanza de que los precios más bajos desalentaran a competidores con mayores costos que habían reducido la participación de mercado del cártel.

Luego, en diciembre de 2015, la OPEP eliminó su última herramienta remanente de gestión de la oferta, un límite a la producción, lo que generó aún más la impresión de una libertad de bombeo para todos.

Desde 2014 hasta este año, el entonces ministro de Petróleo de Arabia Saudita, Ali al-Naimi, entregó poco apoyo verbal a los precios. Decía que eran determinados por el mercado, pero no entregó un rango preferente ni indicios respecto de qué niveles podrían ser sostenibles en el largo plazo.

Pero desde que Khalid al-Falih asumió la cartera de Energía, el tono ha cambiado visiblemente, pues sostiene que el mundo necesita de un petróleo a más de 50 dólares por barril para lograr un mercado equilibrado.   Continuación...