Revisión de política monetaria augura punto de inflexión para bonos y acciones globales

lunes 12 de septiembre de 2016 11:53 GYT
 

Por Ayai Tomisawa y Saikat Chatterjee y Dhara Ranasinghe

TOKIO/HONG KONG/LONDRES (Reuters) - Una repentina alza del costo de la deuda gubernamental en el mundo ha inquietado a los mercados globales, lo que refleja la creciente preocupación entre los inversores de que los bancos centrales puedan haberse quedado sin ideas ni herramientas para estimular a las economías.

A ocho años de la crisis crediticia y el desplome de prestamistas que llevó a los bancos centrales a inundar el mundo con dinero barato para impulsar la economía, su éxito en evitar una larga recesión ha sido opacado por su incapacidad para lograr que el crecimiento y la inflación vuelvan a los niveles anteriores a la crisis.

Un mundo con un bajo crecimiento, salarios estancados, activos sobrevalorados y una caída de los retornos previstos se ha asentado, al tiempo que han crecido los votos de protesta de ciudadanos molestos que consideran que es una burla hablar de los beneficios de la globalización y el capitalismo.

El resultado del referendo en Reino Unido para dejar la Unión Europea es un ejemplo claro, pero también lo es el apoyo a las políticas y partidos populistas en Europa y en la elección presidencial de Estados Unidos.

Los inversores perciben que habrá una revisión de las estrategias macroeconómicas a partir de las sacudidas políticas, lo que alienta las expectativas de un relajamiento monetario permanente hasta que los gobiernos den con soluciones a partir del gasto público y los impuestos.

"Hay una dosis de incertidumbre sobre si los responsables de la política monetaria están en un punto de inflexión", dijo el estratega de Mizuho Pater Chatwell.

La idea de un momento de cambio para la política monetaria, alentada por señales de dudas de los bancos centrales de Europa y Japón, además de las advertencias de la Reserva Federal de que subirá su tasa nuevamente, han puesto nerviosos a los mercados financieros, que desde hace tiempo contaban con años de crecimiento e inflación miserables, pero con un decidido apoyo de los bancos centrales.

El reporte anual de Deutsche Bank sobre retornos de activos, publicado la semana pasada, sostiene que la actual coyuntura de economía, política y mercados marca un punto de quiebre.   Continuación...

 
Operadores trabajando en la bolsa de Wall Street en Nueva York, ago 23, 2016. Una repentina alza del costo de la deuda gubernamental en el mundo ha inquietado a los mercados globales, lo que refleja la creciente preocupación entre los inversores de que los bancos centrales puedan haberse quedado sin ideas ni herramientas para estimular a las economías.
  REUTERS/Brendan McDermid