Azúcar sin refinar cae desde máximo en 4 años, café arábiga sube a pico de 1 año y medio

martes 20 de septiembre de 2016 15:28 GYT
 

Por Marcy Nicholson y Ritvik Carvalho

NUEVA YORK/LONDRES (Reuters) - El azúcar referencial retrocedió el martes por tomas de ganancias y correcciones técnicas, rompiendo una racha de tres días de avances que llevaron los precios a su nivel más alto en más de cuatro años.

* Los futuros del café arábiga subieron a un máximo de un año y medio después de superar un reciente tope intradiario, mientras los operadores se concentraban en el clima seco que demora la cosecha en Brasil, principal productor.

* El azúcar sin refinar para marzo cayó 0,05 centavos, o un 0,2 por ciento, y cerró a 22,70 centavos por libra, apenas por debajo del máximo del lunes de 22,95 centavos, su nivel más alto desde 2012. Todos los demás contratos cerraron con alzas.

* Los precios del azúcar habían escalado el viernes hasta un 8 por ciento, y un operador en Estados Unidos dijo que el declive del martes "parece ser por toma de ganancias".

* Otros operadores señalaron que el avance había estado alentado por compras técnicas después de que el mercado rompió su rango reciente de operación, mientras una fortaleza del real brasileño sumaba al optimismo general.

* El azúcar blanca para entrega en diciembre subió 90 centavos, o un 0,2 por ciento, a 588,30 dólares por tonelada.

* Los futuros del café arábiga escalaron un 1,7 por ciento en apenas dos minutos, tras superar el máximo del 8 de septiembre de 1,557 dólares por libra, generando frenos a las compras, dijeron operadores.

* El contrato de arábiga para diciembre ganó 4 centavos, o un 2,6 por ciento, a 1,568 dólares por libra, tras subir hasta 1.578 dólares por libra.   Continuación...

 
Una cosechadora en un cañaveral del Grupo Moreno en Ribeirao Preto, Brasil, sep 15, 2016. El azúcar referencial retrocedió el martes por tomas de ganancias y correcciones técnicas, rompiendo una racha de tres días de avances que llevaron los precios a su nivel más alto en más de cuatro años. REUTERS/Nacho Doce