Banco de Japón cambia enfoque de política monetaria, fija meta de rendimiento bonos

miércoles 21 de septiembre de 2016 08:38 GYT
 

Por Leika Kihara

TOKIO (Reuters) - El Banco de Japón anunció el miércoles un abrupto cambio en su política monetaria que lo llevará a enfocarse en las tasas de interés de los bonos soberanos para alcanzar su esquiva meta de inflación, luego de años de una masiva impresión de dinero que no ha logrado sacar a la economía de décadas de estancamiento.

Si bien el BoJ (por sus siglas en inglés) aseguró a los mercados que continuará comprando grandes cantidades de bonos y activos más riesgosos, la renovación de la estrategia monetaria pareció abrir la puerta a un eventual retiro de los estímulos, al tiempo que busca reparar los daños causados por la decisión inesperada de este año de aplicar tasas de interés negativas.

"La impresión es que el BoJ está comenzando a retirar parte de sus tropas del frente de batalla", dijo Katsutoshi Inadome, estratega senior de rentas fijas en Mitsubishi UFJ Morgan Stanley Securities.

Los estímulos económicos cada vez más potentes del Banco de Japón están bajo un intenso escrutinio de otros grandes bancos centrales que también tienen dificultades para reactivar el crecimiento, como el Banco Central Europeo (BCE).

Muchos inversores temen que los bancos centrales casi hayan agotado la capacidad de política monetaria para impulsar sus economías, lo que lleva de vuelta la presión a los gobiernos para que eleven el gasto fiscal.

Al establecer objetivos de tasas para los depósitos en exceso de las instituciones financieras y los bonos soberanos a 10 años, el BoJ se apresta a ejercer un fuerte control sobre los tipos del mercado de deuda en un intento por infundir vitalidad a la tercera economía más grande del mundo.

Las acciones japonesas subieron casi un 2 por ciento tras el anuncio, que podría reducir las presiones que enfrentan los bancos y aseguradoras para anotar ganancias a partir de tasas de interés ultra bajas, aunque analistas dudaban que la medida tenga un efecto permanente en la economía. El yen se apreciaba a máximos de 4 semanas de 100,95 unidades por dólar.

  Continuación...

 
Foto de archivo: Una serie de billetes de 10.000 yenes exhibidos en una oficina de World Currency Shop en Tokio, 9 de agosto del 2010. El Banco de Japón decidió el miércoles adoptar un objetivo para las tasas de interés a largo plazo en una revisión de su enorme programa de estímulo. REUTERS/Yuriko Nakao