Caída de ventas minoristas japonesas en agosto renueva presión sobre las autoridades

jueves 29 de septiembre de 2016 07:49 GYT
 

Por Stanley White

TOKIO (Reuters) - Las ventas minoristas de Japón bajaron más que lo esperado en agosto, su sexto mes consecutivo de caídas interanuales por unas menores ventas de ropa y electrodomésticos, lo que mantiene la presión sobre las autoridades para que refuercen el gasto de los hogares.

Las ventas minoristas cayeron un 2,1 por ciento en agosto respecto al mismo mes del año anterior, más que una mediana de las proyecciones de mercado que apuntaba a un descenso de un 1,8 por ciento, mostraron el jueves datos del Ministerio de Economía, Comercio e Industria.

La débil lectura pone de relieve la fragilidad relativa en la economía de Japón, en medio de un crecimiento mustio de los salarios y unas perspectivas sombrías de recuperación que pesan sobre el gasto de los hogares.

"No espero que el gasto de los consumidores siga cayendo, pero las ganancias futuras probablemente serán muy modestas", dijo Hiroaki Muto, economista de Tokai Tokyo Research Center.

"El Gobierno ya ha conseguido el paquete de estímulo que quería. Necesitamos ver más datos entrantes para determinar si la situación es lo suficientemente mala para forzar el Banco de Japón a reducir su evaluación del consumo", agregó.

Las ventas minoristas cayeron un 1,1 por ciento en agosto respecto al mes anterior, su primer declive intermensual en tres meses, según los datos.

La economía japonesa creció más rápido qu​e lo estimado inicialmente en el lapso abril-junio debido a revisiones al alza del gasto de capital y los inventarios, pero hay inquietud respecto a unos datos recientes que han mostrado debilidad en las exportaciones, la producción fabril y el gasto de los hogares.

(Reporte de Stanley White. Editado en español por Carlos Aliaga)

 
Un hombre habla por celular afuera de una tienda en un distrito comercial de Tokio, Japón. 29 de septiembre de 2016. Las ventas minoristas de Japón bajaron más que lo esperado en agosto, su sexto mes consecutivo de caídas interanuales por unas menores ventas de ropa y electrodomésticos, lo que mantiene la presión sobre las autoridades para que refuercen el gasto de los hogares. REUTERS/Toru Hanai