Venezolana PDVSA logra canjear 39,4 pct de sus bonos al 2017

lunes 24 de octubre de 2016 15:24 GYT
 

Por Corina Pons

CARACAS (Reuters) - La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) informó el lunes que logró postergar hasta el 2020 el pago de unos 2.798 millones de dólares en bonos que vencían en 2017, al canjear el equivalente a un 39,4 por ciento de las notas en manos de inversores.

La estatal se había fijado como límite mínimo intercambiar al menos la mitad de unos 7.100 millones de dólares en bonos que vencían el año que viene, pero optó por aceptar una menor participación de los inversionistas.

La firma había advertido que sin este canje de deuda, le "sería muy difícil" cumplir el pago de sus próximos compromisos.

El presidente de la compañía, Eulogio Del Pino, comentó en un comunicado que el intercambio se hizo "a pesar de las agresiones a las que fue sometida nuestra empresa durante el proceso, que no se comparan con ninguna otra operación de canje que se haya hecho en el mundo".

El funcionario aseguró que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, "se siente complacido con los logros" obtenidos.

La petrolera va a emitir unos 3.367 millones de dólares en nuevos bonos al 2020, para intercambiarlos con los inversionistas que aceptaron la propuesta, según un comunicado.

PDVSA además informó que el intercambio tendrá efecto el próximo 27 de octubre, luego de haber extendido en varias oportunidades el período para recibir ofertas e incluso optó por ofrecer a los tenedores una mayor proporción de títulos al 2020 para atraer una mejor participación.

Los nuevos títulos estarán respaldados por 50,1 por ciento de las acciones de su filial en Estados Unidos, Citgo Holding Inc.   Continuación...

 
Una persona camina cerca del logo de PDVSA en una gasolinera en Caracas. La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) informó el lunes que logró postergar hasta el 2020 el pago de unos 2.798 millones de dólares en bonos que vencían en 2017, al canjear el equivalente a un 39,4 de sus notas en manos de inversores. REUTERS/Marco Bello