El Banco Central Europeo tiene poco margen de maniobra, se requieren reformas: Coeure

viernes 28 de octubre de 2016 07:51 GYT
 

FRÁNCFORT (Reuters) - El Banco Central Europeo (BCE) continuará proporcionando estímulos hasta que la inflación se recupere, pero su margen de maniobra se ha reducido, por lo que los gobiernos tienen que empezar a asumir parte de la carga, dijo este viernes Benoît Coeure, miembro del Comité Ejecutivo del organismo.

Coeure, que declaró que los estímulos sin precedentes del BCE ha sido hasta ahora apropiado, también advirtió que éste tiene efectos secundarios y se enfrenta a límites de efectividad por lo que se requiere un nuevo énfasis sobre quién es responsable de revivir la economía de la zona euro.

"Posponer las reformas necesarias ya no es una opción válida", sostuvo. "La procrastinación y la indulgencia no han sido buenas para la zona euro (...). Si nuestros bancos se hubiesen limpiado y reforzado después de la crisis, nuestra senda de crecimiento sería todavía mayor", añadió.

En su lucha contra la amenaza de la deflación, el BCE ha mantenido las tasas de interés por debajo de cero durante años y está comprando activos por valor de 80.000 millones de euros al mes, con la esperanza de hacer descender los costos de préstamo, estimular el gasto y animar el crecimiento.

Aún así, Coeure rechazó cualquier sugerencia de que el BCE está a punto de rendirse, añadiendo que a menudo la inflación queda lejos del objetivo de casi el 2 por ciento del banco central, lo que podría llevar a una inflación permanentemente baja y eso sería un ciclo difícil de romper.

"El apoyo monetario para la recuperación continuará hasta que la inflación se ajuste de manera sostenible a nuestro objetivo", dijo Coeure. "Aunque nuestro objetivo es progresista, existe el riesgo de que, si seguimos sin alcanzar nuestra meta de inflación, los hogares y las empresas tengan que revisar por debajo de sus expectativas de inflación", declaró.

Por otra parte, el representante irlandés en el Consejo de Gobierno de esta institución, Philip Lane, afirmó también el viernes que habrá "muchos inconvenientes" para el BCE si éste compra deuda de bancos de la zona euro.

"Invertir en bonos de bancos tiene muchos inconvenientes para un banco central, no forma parte de la estrategia actual", dijo en un acto de Reuters Newsmaker.

(Reporte de Balazs Koranyi y Francesco Canepa. Reporte adicional de de Marc Jones. Editado en español por Marion Giraldo y Enrique Anarte)

 
Benoît Coeure, miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo, durante una sesión en Davos. 24 de enero de 2015. El Banco Central Europeo (BCE) continuará proporcionando estímulos hasta que la inflación se recupere, pero su margen de maniobra se ha reducido, por lo que los gobiernos tienen que empezar a asumir parte de la carga, dijo este viernes Benoît Coeure, miembro del Comité Ejecutivo del organismo.  REUTERS/Ruben Sprich