Volkswagen modifica cúpula para acelerar expansión en China

sábado 2 de junio de 2012 11:35 GYT
 

STUTTGART/BERLIN (Reuters) - Volkswagen mejoró la categoría de China dentro de su enorme imperio y reforzó el control sobre sus marcas de camiones con una modificación intensiva de su cúpula directiva, apostando por un mayor dominio del mercado.

Volkswagen, la primera automotriz foránea en ingresar a China hace tres décadas, y sus dos socios locales invertirán 14.000 millones de euros (17.300 millones de dólares) al 2016 para levantar una serie de plantas por todo el país, incluyendo una en la empobrecida ciudad occidental de Urumqi, que alberga a una minoría musulmana.

La automotriz ha estado levantando a marcas como Scania, MAN, Porsche y Ducati en los últimos años como parte de un esfuerzo para superar a General Motors y a Toyota en el primer lugar de la industria al 2018.

Para poder impulsar su crecimiento, VW creará una posición en la junta de administración con dedicación exclusiva para China -su mayor mercado-, que será dirigido por Jochem Heizmann, miembro de junta que ha estado a cargo de los negocios de vehículos comerciales del grupo.

"Están reconociendo que China es un mercado único por lo que no pueden gestionarlo junto con los otros negocios, no es un país diferente, es un planeta diferente. Se necesita tratar a China de forma independiente del resto", dijo Christoph Stuermer, analista de la industria, de IHS Automotive.

Hasta ahora Karl-Thomas Neumann, ex jefe del proveedor de piezas de autos Continental, estaba encabezando las operaciones de VW en China, pero no como miembro de la dirección administrativa.

Las responsabilidades previas de Heizmann en el directorio serían asumidas por Leif Oestling, presidente ejecutivo de Scania, que enfrentó exitosamente una oferta hostil de su rival alemán MAN.

Como desde entonces ambos fabricantes de camiones han perdido su independencia a manos de VW, los nuevos deberes de Oestling implican que estará a cargo de integrar más estrechamente a Scania y a MAN.

Con operaciones que estarán mejor relacionadas entre las ex rivales, la compañía espera lograr 200 millones de euros al año en ingresos y ganancias adicionales.

(1 dlr = 0,8089 euros)

(Reporte de Irene Preisinger en Berlín y Christiaan Hetzner en Fráncfort, escrito por Harro ten Wolde. Editado en español por Marion Giraldo)