Renault y Caterham fabricarán autos de carrera económicos

lunes 5 de noviembre de 2012 10:41 GYT
 

Por Laurence Frost

PARIS (Reuters) - La automotriz francesa Renault y el especialista británico en autos deportivos Caterham revelaron el lunes que desarrollarán coches de carrera económicos que serían introducidos en el mercado en el 2016.

Renault, que ha tenido problemas para mejorar la imagen de su marca homónima tras una serie de tropiezos con modelos costosos como el Laguna y el Vel Satis, también confirmó planes para revivir la difunta marca Alpine.

Los nuevos vehículos serán fabricados en una planta de Renault en Dieppe, en el norte de Francia, en sociedad con Caterham Cars y su equipo de Fórmula Uno, informaron las empresas.

Los vehículos pondrán la ingeniería de los coches de carrera al alcance de más clientes que los actuales derivados de la F1, dijeron en una conferencia de prensa el presidente de Caterham, Tony Fernandes, y el presidente ejecutivo de Renault, Carlos Ghosn.

"Si miran a la Fórmula Uno, solo están Ferrari y McLaren, que son extremadamente caros", expresó Fernandes. "Vamos a producir un auto con tecnología de F1 al que pueda acceder mucha más gente", agregó.

Renault vendió su escudería de F1 en 2009-10, pero continúa suministrando motores a cuatro equipos, entre ellos Caterham F1, que hasta el año pasado competía con el nombre de Team Lotus.

Las compañías no quisieron dar detalles de los precios, los objetivos de ventas o la transacción financiera, que llevaría a Caterham a adquirir una participación del 50 por ciento en Automobiles Alpine Renault, una filial de la automotriz francesa.

"Estamos hablando de varios miles de vehículos al año", dijo Ghosn.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del logotipo de Renault en una planta en Mosc&uacute;, mayo 15 2012. La automotriz francesa Renault y el especialista brit&aacute;nico en autos deportivos Caterham revelaron el lunes que desarrollar&aacute;n coches de carrera econ&oacute;micos que ser&iacute;an introducidos en el mercado en el 2016. REUTERS/Maxim Shemetov</p>