Acciones EEUU cotizan estables, Home Depot alivia temores fiscales

martes 13 de noviembre de 2012 12:26 GYT
 

Por Ryan Vlastelica

NUEVA YORK (Reuters) - Las acciones estadounidenses operaban estables el martes, con los sólidos resultados de Home Depot, la mayor firma mundial de mejoramiento del hogar, contrarrestando temores sobre el denominado "abismo fiscal", que los inversores ven como una amenaza al crecimiento económico.

Las acciones abrieron a la baja pero luego recortaron sus pérdidas fuertemente. Los sectores ligados al ritmo de la expansión económica, incluyendo energía y bancos, estaban dentro de los más débiles del día. Las acciones tecnológicas también bajaban presionadas por la debilidad de Microsoft.

Las acciones de Home Depot, componente del promedio industrial Dow Jones, escalaban un 4,4 por ciento a 63,86 dólares después que la empresa reportó ganancias superiores a las expectativas y elevar su panorama. Los títulos de su rival Lowes Companies avanzaban un 1,8 por ciento a 32,57 dólares.

El "abismo fiscal" se refiere a una serie de recortes de gastos y alzas de impuestos en Estados Unidos que comenzarán a inicios del 2013. Los jugadores del mercado temen que si no se alcanza un acuerdo para evitarlo, la economía podría recaer en una recesión.

Las preocupaciones sobre la posibilidad de que Estados Unidos caiga en tal abismo fiscal, contribuyeron para que el índice S&P 500 tuviera la semana pasada su peor semana desde junio y sin señales de haber tocado fondo pese a una caída de casi 3 por ciento en las últimas dos semanas.

El promedio industrial Dow Jones subía 17,48 puntos, o un 0,14 por ciento, a 12.832,56 unidades. El índice Standard & Poor's 500 ganaba 0,97 puntos, o un 0,07 por ciento, a 1.381 puntos. Mientras, el índice Nasdaq Composite caía 9,85 puntos, o un 0,34 por ciento, a 2.894,41 unidades.

El Nasdaq era presionado por Microsoft Corp, cuyas acciones bajaban un 3,5 por ciento a 27 dólares ante dudas sobre la administración de la compañía.

Steven Sinofsky, el ejecutivo visto ampliamente como favorito para ser el próximo presidente ejecutivo de Microsoft, dejó la mayor compañía mundial de software, apenas dos semanas después del lanzamiento de su sistema operativo Windows 8.