Renault promete mantener fábricas a cambio de acuerdo salarial

martes 13 de noviembre de 2012 13:53 GYT
 

PARIS (Reuters) - La automotriz francesa Renault anunció que ofreció a los sindicatos un compromiso para evitar cierres de plantas a cambio de un nuevo acuerdo sobre pagos y condiciones.

En una reunión con los sindicatos el martes, Renault propuso establecer dos centros regionales de producción para congregar las actividades administrativas y habló sobre una mayor movilidad del personal.

"La gerencia dijo que en el caso de un acuerdo global sobre la totalidad de las medidas propuestas... podría comprometerse a que no hubiera ningún cierre de plantas en Francia, a pesar del hecho de que no se pronostica ningún crecimiento real (hasta el 2016)", dijo Renault en un comunicado.

Enfrentadas a una caída sostenida en el mercado de automóviles europeo, las automotrices se están preparando para recortar la capacidad de producción y reducir los costos fijos en las plantas existentes. Renault, cuyo principal accionista es el Gobierno francés con una participación de un 15 por ciento, se ha resistido hasta el momento a cierres domésticos.

La compañía dijo en septiembre que buscaba un acuerdo laboral a nivel nacional con los sindicatos franceses para recortar costos y alinear la productividad doméstica con las plantas de Renault y Nissan en Gran Bretaña y España.

Renault dijo que tener más de 10 instalaciones de fabricación en Francia era una desventaja en términos de costos fijos y propuso establecer un centro "oeste" y otro "noroeste" de producción para agrupar las actividades tales como recursos humanos, contabilidad y administración general.

Esto conduciría a "economías de escala a través de la creación de departamentos compartidos", señaló Renault, sin proporcionar más detalles.

Renault también propuso una mayor flexibilidad en términos de cambiar temporariamente el emplazamiento de los trabajadores acorde a las fluctuaciones en la producción.

La automotriz planea una próxima reunión con los sindicatos para el 29 de noviembre.

(Reporte de Laurence Frost y Gilles Guillaume)