22 de noviembre de 2012 / 21:58 / en 5 años

ANALISIS-Acechan los riesgos a medida que Fed avanza hacia la transparencia

Por Jonathan Spicer

NUEVA YORK (Reuters) - Funcionarios de la Reserva Federal quieren decirle al mundo qué los llevaría finalmente a revertir cuatro años de alivio en la política monetaria de Estados Unidos, pero hay algo que no los deja dormir por la noche.

En el escenario de pesadilla del banco central, los inversores ansiosos impulsan al alza los rendimientos de los bonos del Tesoro y abandonan las acciones a medida que las tasas de desempleo del país avanzan hacia niveles que los funcionarios han identificado como una meta, endureciendo efectivamente las condiciones financieras y socavando la política monetaria antes de que la Fed esté lista para actuar.

La preocupación es que una situación como esa pueda complicar la lenta recuperación tras la Gran Recesión, justo cuando la economía estadounidense finalmente gana fuerza. La Fed analiza cuidadosamente cómo evitar esta pesadilla de comunicaciones con el mercado.

Esas preocupaciones están frenando el avance hacia un acuerdo entre los 19 jefes regionales del banco central sobre los llamados “umbrales” -un indicador económico numérico como tasas específicas de inflación y desempleo- que darían una señal sobre cuándo podría comenzar la Fed a subir la tasa clave de interés desde los niveles actuales cercanos a cero.

Muchos funcionarios quieren adoptar esos umbrales y la influyente vicepresidenta de la Fed, Janet Yellen, manifestó su fuerte respaldo a la idea la semana pasada, lo que hizo que el proyecto sonara como algo inevitable.

En sus comentarios públicos más detallados en el creciente debate, el jefe de la Fed, Ben Bernanke, describió el martes los umbrales como “una dirección muy prometedora” para la política del banco central, porque ayudaría a los mercados a predecir futuras decisiones de la Fed.

Pero sería un desafío sintetizar en “dos o tres números” las condiciones necesarias para que la Fed endurezca la política, advirtió el presidente de la Fed.

Una norma de ese tipo probablemente dependa de muchas piezas de información económica, como la cifra de estadounidenses que buscan empleo. Si se adopta, la regla sería la última medida hacia la meta de Bernanke de un banco central más transparente.

Pero el ardid sería lograr el buen comportamiento de un mercado que se mantiene nervioso.

Aunque el objetivo de la Fed sería informar al mercado por cuánto tiempo se mantendrá la política ultraflexible, podría tener efectos adversos si los inversores interpretan los umbrales condicionales como disparadores automáticos o si tratan de adelantar políticas de endurecimiento.

“Los operadores agresivos apoyan a que la Fed vaya en esa dirección porque eso dejará dinero en sus bolsillos”, dijo Brian Reynolds, jefe estratega de mercados de la correduría Rosenblatt Securities.

“Si uno les da ciertas reglas concretas servidas en avance, los fondos de cobertura le ganarán a la Fed con el golpe”, dijo.

Ciertamente, desde hace mucho tiempo los inversores tratan de predecir cambios en la política monetaria. De hecho, los mercados necesitan reaccionar a esas políticas para funcionar con efectividad.

Pero mientras la Fed ensaya nuevas maneras de explicar un alivio monetario sin precedentes, la medida podría generar problemas si las reglas comunicacionales son muy precisas.

Los funcionarios de la Fed están muy conscientes de esa amenaza, abonando delicadamente el terreno durante unos cuantos meses para tratar de persuadir a los inversores de que, cualquiera sea la norma que adopten, será creíble y útil, pero que no estará grabada en acero.

Al mismo tiempo, la Fed podría abandonar completamente la idea.

PROCEDER CON CAUTELA

Los umbrales reemplazarían el compromiso que ha hecho el banco central de mantener las tasas bajas hasta mediados del 2015. A muchos funcionarios y economistas externos no les gusta esta “fecha del calendario” porque les parece muy rígida o exagerada, y puede ser malinterpretada como una promesa.

Dando pistas sobre el desafío que se aproxima, Yellen, que encabeza un subcomité de la Fed sobre comunicaciones y es una de las principales candidatas para suceder a Bernanke en el 2014, enfatizó la semana pasada que los umbrales no dispararían un incremento de las tasas. Dijo también que una decisión requeriría de más deliberación entre los funcionarios.

Pero no todo el mundo está convencido de que ese mensaje se concrete.

El presidente de la Fed de Filadelfia, Charles Plosser, quien forma parte del subcomité de Yellen, dijo que los umbrales podrían ser malinterpretados como objetivos de política a largo plazo. “Me preocupa que puedan crear más confusión que claridad”, dijo esta semana.

Plosser ya había manifestado preocupaciones similares en enero, cuando el último cambio en las comunicaciones de la Fed confundió a algunos inversores.

Al terminar un encuentro de política monetaria, la Fed anunció su intención de mantener las tasas bajas hasta fines del 2014 y luego, horas después, publicó por primera vez gráficos que mostraron que más de un tercio de sus funcionarios esperaban un aumento de las tasas antes del 2014.

Los mensajes contradictorios sacudieron al mercado de bonos y podrían haber transmitido la necesidad de cautela extra al banco al central a medida que sigue buscando maneras de refinar sus comunicaciones.

JUEGO DE EXPECTATIVAS

La tasa de desempleo se ubicó en un 7,9 por ciento el mes pasado, un nivel alto, mientras que la inflación se ha mantenido algo por debajo de la meta del 2 por ciento de la Fed.

Muchos factores -desde salarios hasta la demografía y el gasto del Gobierno- están detrás de la tasa de desempleo. De manera similar, la tasa de inflación hace ruido, lo que representa problemas si los umbrales son interpretados como herramientas de poco filo.

Por ejemplo, no es probable que la Fed esté satisfecha con una tasa de desempleo que baje porque los estadounidenses abandonan en masa la fuerza laboral, como en algunas ocasiones ha sido el caso en los últimos 18 meses.

Pero este tipo de circunstancias quizás no sea tan importante para los inversores que anticipan que la Fed mantendrá su palabra y avanzará hacia una subida de las tasas de interés de corto plazo cuando se aproxime el umbral.

“El mercado comenzará a incluir en sus operaciones muchas alzas, luego la curva de rendimiento se intensificará bastante y las acciones caerán y muchas de las cosas buenas que tuvieron su impulso en el camino hacia esa dirección se desbaratarían”, pronosticó Krishna Kumar, socio en el fondo de cobertura Goose Hollow Alpha Advisors.

“Así, todo se convierte en un juego de expectativas”, agregó.

Reporte de Jonathan Spicer

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below