Cumbre UE concluye sin acuerdo a presupuesto, nuevo intento 2013

viernes 23 de noviembre de 2012 13:30 GYT
 

BRUSELAS (Reuters) - Los líderes de la Unión Europea no lograron alcanzar el viernes un acuerdo para un nuevo presupuesto a siete años para el bloque, suspendiendo las negociaciones en menos de dos días de intentos después de que la mayoría de los países rechazaron los recortes más profundos que exigían Gran Bretaña y sus aliados.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, decidió poner fin a una cumbre para el presupuesto 2014-2020 de la UE, por cerca de un billón de euros, e intentarlo nuevamente a principios del 2013 en lugar de seguir negociando durante el fin de semana, dijeron fuentes de seis delegaciones.

"Se acabó", dijo a Reuters un funcionario de la UE involucrado en las conversaciones. Agregó que los líderes trabajaban en un comunicado para indicar cuándo retomarían las negociaciones y las causas de los desacuerdos.

Otro diplomático dijo que Van Rompuy y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, tendrían a cargo tratar de cerrar las brechas existentes entre los estados miembros antes de una futura cumbre presupuestaria.

La canciller alemana Angela Merkel, en representación del mayor contribuyente a las arcas de la UE, era escéptica de que los líderes alcanzaran la unanimidad necesaria para un acuerdo en el primer intento y minimizó las consecuencias de un fracaso.

"Siempre he dicho que no sería algo dramático si hoy fuera solo el primer paso", dijo a la prensa. "Las posiciones siguen todavía demasiado lejos y, si necesitamos una segunda ronda, nos tomaremos tiempo para hacerla", dijo.

En el 2005, la última vez que la UE sostuvo negociaciones maratónicas sobre un presupuesto, hicieron falta seis meses y el duro fracaso de una cumbre donde Gran Bretaña cedió su veto antes de que se alcanzara finalmente un pacto.

El viernes no hubo consecuencias dramáticas.

Pero funcionarios de la UE advirtieron que el fracaso restaría tiempo y recursos de los esfuerzos para apuntalar a la alicaída zona euro, y aumentaría la impresión entre los ciudadanos e inversores de que los líderes de la UE sufren de un problema de indecisión colectiva.   Continuación...