Los catalanes afrontan los riesgos económicos de la independencia

sábado 24 de noviembre de 2012 10:06 GYT
 

Por Paul Day y Fiona Ortiz

MADRID/BARCELONA (Reuters) - Los hacendosos catalanes creen que sus firmas de talla mundial y su economía volcada en la exportación -casi del tamaño de la de Portugal- irían mejor sin el resto de España.

Cuando la región acude a las urnas en unas elecciones que pueden abrir el camino de la independencia, esa idea está siendo cuestionada por una serie de informes sobre las repercusiones económicas de una separación de España, que es la quinta economía de Europa.

Eso tardaría años y las propias empresas son reacias a discutir en público esa posibilidad, pero directivos dicen en privado que están muy preocupados por el riesgo de que Cataluña pueda verse forzada a abandonar la UE, aunque sólo fuera un tiempo.

Otros problemas se relacionan con el tamaño de la deuda actual - de España y de la región -, además de cuánto más puede costar a los bancos y las firmas encontrar financiación fuera de la zona euro.

"Los economistas están participando en una guerra de estadísticas", dijo Pere Puig Bastard, economista en la escuela de negocios ESADE. "Desde un punto de vista económico, es imposible establecer el impacto de por cuánto tiempo viviríamos en un limbo legal y es un mal momento para estar buscando inversiones".

Un número cada vez mayor de los 7,5 millones de residentes en Cataluña quiere separarse de España, un sentimiento que ha ido creciendo a medida que se profundizaba la recesión y aumentaba la frustración con una estructura fiscal en virtud de la cual Cataluña paga una cifra estimada de 16.000 millones de euros más a Madrid de lo que recibe a cambio.

Las elecciones regionales del domingo probablemente arrojen como ganador al partido conservador Convergéncia i Unió, cuyo líder, Artur Mas, ha prometido hacer una consulta popular sobre la independencia.

Ramón Tremosa, miembro de CiU en el Parlamento Europeo, dice que las hazañas exportadores de la región le permitirían ponerse al nivel de algunas de las áreas más ricas de Europa y lidiar mejor con la crisis de deuda y con la recesión de la que España está teniendo dificultades para salir.   Continuación...