Parlamento portugués aprueba estricto presupuesto para el 2013

martes 27 de noviembre de 2012 11:21 GYT
 

LISBOA (Reuters) - El Parlamento portugués aprobó el martes definitivamente el presupuesto para el 2013, el cual promete un tercer año de recesión y las mayores alzas de impuestos en la historia moderna del país para asegurar que se cumplan los términos del rescate internacional solicitado el año pasado.

Los diputados Social Demócratas del partido en el Gobierno y sus socios de coalición del grupo derechista CDS votaron a favor del proyecto, lo que aseguró su aprobación gracias a su mayoría parlamentaria, aunque el resto de partidos votó en contra.

"El Gobierno es consciente de las dificultades que tenemos que superar", dijo el ministro de Finanzas portugués, Vitor Gaspar, al Parlamento antes de la votación.

Unos pocos miles de manifestantes se concentraron a las puertas de la Cámara para oponerse al proyecto de ley, que algunos diputados de extrema izquierda han prometido llevar ante el Tribunal Constitucional.

El principal partido de la oposición, el socialista, votó en contra del presupuesto, en la señal más concreta hasta la fecha de que el consenso que existió en Portugal sobre el rescate se ha desvanecido.

Fue un Gobierno socialista el que pidió el rescate en el 2011 y el año pasado el partido se abstuvo en la votación sobre el presupuesto.

"El país necesita un presupuesto para salir de la crisis, en vez de un presupuesto que profundice la crisis", dijo el líder socialista Antonio José Seguro al Parlamento. "La subida de impuestos representa una bomba nuclear fiscal para los portugueses", declaró.

El presupuesto pretende reducir el déficit presupuestario al 4,5 por ciento del PIB desde el 5 por ciento este año. Pronostica un declive del 1 por ciento en el Producto Interno Bruto, que muchos economistas consideran demasiado optimista, tras la contracción del 3 por ciento este año.

Los ingresos por impuestos se quedaron cortos este año, minados por la peor recesión registrada en el país desde la década de 1970. Aún así, el Gobierno espera que el fuerte incremento tributario del 2013 garantice una recaudación suficiente como para cumplir los objetivos presupuestarios.

(Reporte de Axel Bugge. Traducido por Redacción de Madrid. Mesa de edición en español 4374447)