SONDEO-Nuevo jefe BoE mantendrá política actual por al menos 18 meses

miércoles 28 de noviembre de 2012 13:08 GYT
 

LONDRES (Reuters) - No será por lo menos hasta el segundo semestre de 2014 que el nuevo jefe del Banco de Inglaterra, Mark Carney, cambie la política monetaria al tiempo que lucha con una economía aletargada, halló el miércoles un sondeo de Reuters.

El sondeo de 66 economistas, hecho principalmente tras la noticia del lunes de la designación de Carney como gobernador del Banco de Inglaterra (BoE, por su sigla en inglés) desde julio de 2013, no veía un límite para el programa de compras de activos de alivio cuantitativo (QE, por su sigla en inglés) de 375.000 millones de libras esterlinas.

Los economistas tampoco vieron una cambio en las tasas de interés frente al nuevo mínimo sin precedentes de 0,5 por ciento, hasta por lo menos julio de 2014. Este es el plazo para el período del sondeo.

Ninguno de los observadores encuestados previeron cambios en las tasas en la próxima reunión el 6 de diciembre, o incluso hasta principios de 2014.

"El Comité de Política Monetaria rechazó la opción de proporcionar más QE en noviembre en forma decisiva y estimamos que el comité seguirá una estrategia de espera por ahora", dijo Philip Shaw de Investec.

En su esfuerzo por apuntalar la economía, que cayó en dos recesiones en el espacio de cuatro años, el banco central se embarcó en un programa de alivio cuantitativo, comprando bonos gubernamentales para impulsar el suministro de dinero y promover el crecimiento.

Pero ahora ha cerrado sus imprentas de billetes al tiempo que la inflación permanece obstinadamente por encima de la meta de 2 por ciento del Banco. El sondeo sólo dio una probabilidad media de 40 por ciento de un nuevo alivio -con una leve merma frente al 45 por ciento hace sólo dos semanas.

"No esperamos una QE adicional mientras la economía se desarrolle en línea con nuestros pronósticos", dijo Chris Crowe de Barclays Capital.

El gobernador del BoE, Mervyn King, indicó el martes que su sucesor enfrenta una lucha cuesta arriba, pero agregó que el Banco podría tener que comprar aun más bonos del gobierno para ayudar a restaurar la salud de la economía de Gran Bretaña.   Continuación...