Consejero del BOJ advierte que Japón podría errar pronóstico de precios

jueves 29 de noviembre de 2012 09:45 GYT
 

Por Leika Kihara

(Reuters) - El consejero del Banco de Japón, Sayuri Shirai, advirtió el jueves que existen riesgos inminentes para el panorama económico del país que podrían mantener el crecimiento de los precios por debajo de las proyecciones del banco central.

Sus palabras mantienen vivas las expectativas de los mercados respecto a que el organismo podría decidir el próximo mes un alivio monetario adicional.

Shirai, ex economista del FMI, reiteró la opinión del Banco de Japón respecto a que la inflación se acercará a la meta del banco central de un 1 por ciento en el año que termina en marzo del 2015.

Sin embargo, el funcionario dijo que el balance de riesgos para el crecimiento de los precios se "inclina a la baja", advirtiendo que los cada vez mayores problemas de deuda en Europa, la desaceleración del crecimiento chino y el inminente "abismo fiscal" de Estados Unidos podrían retrasar los avances de Japón para superar la deflación.

"Si bien existen riesgos económicos tanto al alza como a la baja, yo personalmente veo mayormente riesgos a la baja", dijo Shirai a líderes empresariales en Kumamoto, al sur de Japón.

Shirai sostuvo también que los riesgos no han aumentado más allá de lo que el Banco de Japón anticipó en su informe semestral de perspectivas publicado el mes pasado, pese a que la supervisión debería continuar ante el temor de que los riesgos pudieran materializarse y dañar aún más a la tercera economía del mundo.

"El gasto de capital y el consumo privado se encuentran entre los principales riesgos que me gustaría tener en cuenta", dijo Shirai en una conferencia de prensa después de la reunión.

El funcionario sostuvo que junto a los riesgos provenientes desde el extranjero, las perspectivas económicas de Japón también están amenazadas por un aumento en los impuestos de ventas que se espera para el 2014, los que podrían frenar el gasto del consumidor.

La economía de Japón se contrajo un 0,9 por ciento en el trimestre que finalizó en septiembre y los analistas esperan una nueva contracción en los últimos tres meses de este año, una señal de que la debilidad de las exportaciones y la producción han empujado a la economía del país a una recesión.

(Reporte de Leika Kihara)