Secretario del Tesoro EEUU se apresta a ronda de charlas con legisladores

jueves 29 de noviembre de 2012 11:53 GYT
 

Por Fred Barbash

WASHINGTON (Reuters) - El secretario del Tesoro Timothy Geithner, jefe negociador del presidente Barack Obama en los esfuerzos por evitar el llamado "abismo fiscal", se reunirá el jueves con líderes del Congreso, en medio de señales de que la incertidumbre que mantiene en vilo al mercado se mantendrá presente hasta último momento.

"Esto no va a resolverse pronto", dijo el senador republicano John Barrasso en una entrevista con Fox Business News, sobre las perspectivas de un acuerdo para frenar las alzas de impuestos y recortes de gasto público que, de otra manera, regirán automáticamente desde el 1 de enero.

El también senador republicano John Thune señaló que precisamente ahora existe algo de "estancamiento", de acuerdo a declaraciones difundidas por la cadena CNN el miércoles tarde.

El anuncio de la reunión programada para el jueves de Geithner sugiere negociaciones relativamente contenidas con los republicanos más que unas tratativas intensas sobre el dilema presupuestario.

El secretario del Tesoro, acompañado por el principal asesor legislativo de Obama Ron Nabors, iba a reunirse con el líder demócrata del Senado Harry Reid y posteriormente sostendría una sesión de conversaciones con líderes republicanos en la Cámara de Representantes, incluyendo al presidente John A. Boehner y el líder de la mayoría Eric Cantor, entre otros.

El emisario del presidente también se reunirá con el líder republicano de la minoría del Senado Mitch McConnell, y con la líder la minoría de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi.

Uno de los asuntos inmediatos a resolver es si los recortes de impuestos que se originaron en la administración de George W. Bush deberían extenderse más allá del 31 de diciembre para todos los contribuyentes -como quieren los republicanos- o sólo para los menos adinerados con ingresos por debajo de los 250.000 dólares anuales -como quiere el presidente demócrata Obama-.

Ninguna de las partes ha hecho grandes cambios en sus posiciones, lo que ha dejado a los mercados y analistas políticos en vilo.   Continuación...