Dólar sube por un estancamiento de las negociaciones para evitar una crisis fiscal en EEUU

viernes 21 de diciembre de 2012 18:21 GYT
 

Por Daniel Bases y Gertrude Chavez-Dreyfuss

NUEVA YORK (Reuters) - Los inversores acudieron el viernes al dólar de Estados Unidos por su relativa seguridad, aún cuando Washington enfrenta problemas para lograr un presupuesto negociado que evite recortes al gasto y aumentos de impuestos automáticos que podrían hundir a la mayor economía del mundo en una recesión.

Los mercados comenzaron a caer en la noche del jueves, cuando el plan de presupuesto presentado por el presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el republicano John Boehner, no consiguió el apoyo de los correligionarios, lo que aumentó las probabilidades de que las medidas de austeridad entren en vigor y lancen al país al llamado "abismo fiscal".

El fracaso de las negociaciones crea una perversa circunstancia en los mercados de divisas, donde el dólar sube por su atractivo como refugio sobre otras monedas para las que el crecimiento económico es un motor clave, como el euro o el dólar australiano.

En una conferencia de prensa el viernes, Boehner dijo que ahora corresponde al presidente de Estados Unidos y sus correligionarios demócratas en el Congreso hallar una solución antes de fin de año.

El "Plan B" de Boehner, que habría elevado los impuestos a los estadounidenses que ganan más de un millón de dólares al año, fue rechazado por los republicanos conservadores que se oponen firmemente a cualquier aumento de impuestos.

El índice dólar ganó un 0,45 por ciento a 79,616. La divisa subió con fuerza frente a monedas que dependen del crecimiento como los dólares de Australia y Nueva Zelanda.

El euro cedió un 0,5 por ciento a 1,3172 dólares, su peor desempeño diario en dos semanas. La moneda común europea había experimentado una demanda en las recientes sesiones debido a un mayor optimismo sobre los activos de la zona euro y por las ideas previas de que se podría alcanzar un un acuerdo presupuestario en Estados Unidos.

El dólar, en tanto, perdió terreno contra el yen debido a que los inversores recortaron sus posiciones cortas contra la moneda nipona después que el Banco de Japón aumentó esta semana el tamaño de su programa de compra de deuda en un nivel menor al previsto.

El dólar cayó un 0,2 por ciento a 84,20 yenes, tras tocar recientemente un máximo de 20 meses de 84,62 yenes. En tanto, el euro cedió un 0,7 por ciento a 110,95 yenes.

(Reporte Adicional de Anirban Nag en Londres)