22 de diciembre de 2012 / 2:12 / hace 5 años

Negocios EEUU aún tienen esperanzas de un acuerdo sobre abismo fiscal

Por Nichola Groom

LOS ANGELES (Reuters) - Los ejecutivos de las empresas de Estados Unidos aún conservan las esperanzas de que se alcance un eventual acuerdo para evitar el inminente “abismo fiscal”, a pesar de que las negociaciones se estancaron antes de las fiestas de Navidad.

Las corporaciones de Estados Unidos, que aún se recuperan de los efectos de la reciente recesión, están nerviosas mientras observan desde el margen las tensas negociaciones entre el presidente Barack Obama y el líder de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner.

Si no hay un acuerdo, cerca de 600.000 millones de dólares en alzas de impuestos y recortes al gasto federal entrarían en vigor el próximo mes, medidas que podrían lanzar a la economía de Estados Unidos a una recesión.

A medida que las negociaciones se han intensificado y vuelto más caóticas, los presidente ejecutivos han asumido una posición menos pública.

Es un cambio respecto a las semanas anteriores, cuando los ejecutivos sostenían regularmente conferencias de prensa en Washington y se reunían con los legisladores para pedir un acuerdo. Sin embargo, la comunidad de negocios está siguiendo de cerca los cambios y giros de las negociaciones.

“Es muy poco probable que vaya a haber un acuerdo que pueda concluirse antes del primero”, dijo Todd McCracken, presidente de la Asociación Nacional de Pequeños Negocios.

Los pequeños negocios están en un “patrón de espera” y se muestran reacios a crecer mientras aguardan el resultado, dijo McCracken.

Otros reiteraron esa sensación, diciendo que el estancamiento en Washington también había contribuido a una atmósfera de parálisis en Wall Street.

“La incertidumbre paraliza a todo el mundo”, dijo Roger Meltzer de DLA Piper, la mayor firma legal de Estados Unidos. “Paraliza al capital, paraliza las transacciones del mercado de capitales, paraliza las transacciones de capital privado, incluso las transacciones estratégicas de adquisiciones y fusiones”, agregó.

Meltzer, quien se convertirá en copresidente del negocio de la firma de 4.200 abogados en Estados Unidos el 1 de enero, dijo que no hay mucho que hacer salvo esperar. “No tienen más opción que observar hasta el último minuto”, sostuvo.

La economía de Estados Unidos mostró sorprendentes señales de resistencia en noviembre, a pesar de la proximidad del abismo fiscal.

El gasto de los consumidores creció un 0,6 por ciento -ajustado por inflación-, mientras que las nuevas órdenes de bienes de capital fuera de los sectores de defensa y aeroespacial -una manera de evaluar los planes de negocios de las empresas- subieron un 2,7 por ciento, dijo el viernes el Departamento de Comercio.

Un plan de Boehner, el republicano de mayor rango en el Congreso, que habría limitado las alzas de impuestos a aquellos que ganan más de un millón de dólares al año, fracasó el jueves después de que no consiguió el respaldo de los conservadores que se oponen a los impuestos en el Partido Republicano.

Obama insiste en que los estadounidenses más ricos deben pagar más impuestos para ayudar a reducir el déficit de presupuesto fiscal y evitar recortes al gasto más profundos.

Larry Merlo, presidente ejecutivo de CVS Caremark, dijo “hallar un camino para avanzar requiere que ambos partidos superen sus diferencias”, agregando que era “optimista” respecto a que se lograría un acuerdo.

Reporte adicional de Erin Geiger Smith en Nueva York y Jessica Wohl en Chicago; Editado en Español por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below