Minoristas de EEUU complicadas por débiles ventas de Navidad

miércoles 26 de diciembre de 2012 17:54 GYT
 

Por Nivedita Bhattacharjee y Jessica Wohl

(Reuters) - La temporada navideña de 2012 podría haber sido la peor para los minoristas estadounidenses desde la crisis financiera, con el crecimiento de las ventas muy por debajo de las expectativas, obligando a muchos a ofrecer masivos descuentos después de la Navidad con la esperanza de deshacerse del exceso de inventario.

Aunque se estima que a las cadenas como Wal-Mart Stores Inc y Gap Inc les ha ido bien, los analistas esperan mucho menos de las cadenas como Barnes & Noble Inc y J. C. Penney Co.

La última señal de problemas provino de MasterCard Advisors Spending Pulse, que reportó que las ventas relacionadas con la temporada de fin de año crecieron un 0,7 por ciento desde el 28 de octubre hasta el 24 de diciembre, lo que se compara con un incremento de un 2 por ciento el año pasado.

La estimación preliminar de SpendingPulse estuvo en línea con otras que muestran un débil crecimiento en una época del año en la que los minoristas pueden llegar a concretar alrededor de un 30 por ciento de sus ventas anuales y, en muchos casos, la mitad de sus ganancias.

El martes, el Consejo Internacional de Centros Comerciales y el índice semanal de ventas en cadenas minoristas de Goldman Sachs indicó que las ventas aumentaron apenas un 0,7 por ciento en la semana que finalizó el sábado.

Las estimaciones son aún preliminares y se centran en las ventas, no en las ganancias. Un grupo de minoristas reportarán datos de ventas la semana próxima, pero la mayoría, incluyendo pesos pesados como Wal-Mart, no darán a conocer los resultados de las cajas registradoras hasta que reporten sus resultados financieros a mediados de febrero.

Los analistas han dicho también que muchos minoristas dieron inicio a la temporada con sus inventarios bajo control, lo que podría ayudar a proteger los márgenes.

No obstante, las ventas de la última temporada de vacaciones navideñas podría ser la más débil desde el 2008, durante la última recesión, cuando las ventas cayeron un 4,4 por ciento en noviembre y diciembre.   Continuación...