Precios de bonos EEUU suben al avecinarse "abismo fiscal"

miércoles 26 de diciembre de 2012 17:21 GYT
 

Por Karen Brettell

NUEVA YORK (Reuters) - Los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron el miércoles en una sesión con pocos negocios tras el feriado navideño, ante perspectivas de más volatilidad por los temores a incrementos de impuestos y recortes de gasto gubernamental que entrarían en vigor con el nuevo año.

Un paquete federal automático de alzas de impuestos y recortes de gasto por valor de 600.000 millones de dólares está programado que entre en efecto en el 2013 a menos que los legisladores estadounidenses sean capaces de comprometerse a evitar un descalabro fiscal, que amenaza con dañar el crecimiento de la economía.

La preocupación en torno al impacto del llamado "abismo fiscal" podría incrementar la volatilidad del mercado a medida que se acerca el fin de semana, lo que podría golpear a la bolsa y beneficiar al dólar y activos considerados seguros, como los bonos soberanos estadounidenses.

El mercado de bonos estadounidense estuvo cerrado el martes por Navidad y la mayor parte de los mercados europeos siguió sin operar el miércoles, lo que mantuvo bajo el volumen de negocios, a alrededor de un 70 por ciento menos que el promedio, de acuerdo a ICAP.

El presidente Barack Obama regresará a Washington el jueves para un esfuerzo final destinado a renegociar un acuerdo con el Congreso que sirva para evitar o al menos posponer el "abismo fiscal".

Pero entre los operadores crece el pesimismo sobre la posibilidad incluso de alcanzar un acuerdo temporario antes del plazo final del lunes.

El precio del valor referencial, el título a 10 años, ganaba 5/32 para rendir un 1,76 por ciento, una caída desde el 1,78 por ciento del lunes. Los rendimientos han bajado desde el 1,85 por ciento de la semana pasada.

Los bonos a 30 años mostraron un alza de 8/32 en el precio con un rendimiento de 2,93 por ciento, desde 2,94 por ciento el lunes.

La Reserva Federal comprará bonos jueves y viernes como parte de su Operación Twist. Las compras serán de títulos que vencen en el periodo 2018-2020 por hasta 5.250 millones de dólares, y por una cifra similar para bonos con vencimientos en 2021-2022.

(Reporte adicional de Richard Leong; editado por Hernán García)