28 de diciembre de 2012 / 21:58 / en 5 años

Banco Central Uruguay sube tasa de interés a máximo desde 2009

Por Malena Castaldi y Felipe Llambias

MONTEVIDEO (Reuters) - El Banco Central de Uruguay subió sorpresivamente el viernes su tasa de interés referencial en 25 puntos básicos a 9,25 por ciento anual, el máximo en casi cuatro años, para hacer frente a las fuertes presiones inflacionarias.

El mercado uruguayo esperaba que la tasa se mantuviera sin cambios, de acuerdo con un sondeo de Reuters publicado días atrás, dado que el país está perdiendo competitividad comercial.

No obstante, el Banco Central (BCU) priorizó combatir la subida de los precios minoristas, que acumulan un alza de un 9,03 por ciento en los últimos 12 meses a noviembre. La meta máxima oficial es de un 6 por ciento para 2012 y 2013.

“Si no se avienta decididamente la amenaza inflacionaria, se corre el riesgo de interrumpir o incluso revertir parcialmente los logros en materia de crecimiento, competitividad, reducción de la pobreza y mejoras en la distribución de la riqueza”, explicó el banco en un comunicado.

La economía uruguaya, basada en la actividad agrícola, la ganadería y el turismo, creció un 3 por ciento interanual en el tercer trimestre del año.

“La estructura de crecimiento luce saludable, impulsada por mayores exportaciones de bienes y servicios, una creciente inversión privada y una firme demanda doméstica, la cual no contribuye a que cedan los impulsos inflacionarios a los ritmos deseados”, indicó la institución.

La subida decidida el viernes por el Comité de Política Monetaria (Copom) en su última reunión trimestral del año sitúa a la tasa en su máximo desde enero de 2009, cuando era de un 10 por ciento.

¿MEDIDA INEFICAZ?

Analistas uruguayos sostienen que ya no hay margen para que las medidas de política monetaria incidan sobre la inflación, implicando en contrapartida la pérdida de otros equilibrios.

“No pensábamos que la iba a subir (a la tasa), porque eso le genera una presión adicional al tipo de cambio”, dijo a Reuters el economista Pablo Moya, de Oikos Consultores.

El peso uruguayo acumula una alza de un 2,68 por ciento en lo que va del año y el Banco Central ha intervenido últimamente en el mercado de cambios para atenuar la caída del dólar.

El presidente de la Unión de Exportadores del Uruguay (UEU), Álvaro Queijo, cuestionó la subida de la tasa alegando que ello seguirá perjudicando la competitividad comercial del país en el exterior.

“Poco importa la competitividad para el Estado. Si realmente el problema es la inflación, todos sabemos que lo que hay que hacer son otro tipo de medidas, pero al parecer no son las que el Gobierno anuncia, no son las que se anima a hacer”, dijo.

En la misma línea, Moya agregó: “Hasta que no se ajusten los desbalances salariales y fiscales, las medidas de contener la inflación van a caer en saco roto. Ponerle toda la presión a la política monetaria es totalmente ineficaz”.

El déficit fiscal de Uruguay fue de un 3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en octubre, último dato oficial disponible.

El BCU reiteró que las presiones inflacionarias son su principal preocupación, pero destacó que no dejará de aplicar todas las herramientas a su alcance para conservar los equilibrios macroeconómicos.

“Esta decisión surge de evaluar equilibradamente los diversos objetivos de las políticas públicas (...) No obstante, se tendrá especial atención a que no se desnivelen otras variables relevantes que afectan la competitividad y el crecimiento”, dijo en un comunicado.

Reporte de Felipe Llambías y Malena Castaldi. Editado por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below