2 de enero de 2013 / 20:43 / hace 5 años

ACTUALIZA2-Baja de ventas autos Francia, España e Italia augura sombrío 2013

Por Laurence Frost

PARIS (Reuters) - Las ventas de autos en Francia y España en el 2012 cayeron a sus peores niveles en varios años, mientras que los datos de registros de vehículos en diciembre destacaron los desafíos que afronta la economía europea.

Las automotrices se enfrentan a una sostenida caída en el mercado europeo de automóviles a medida que la crisis de deuda de la zona euro y los esfuerzos de austeridad de los gobiernos debilitan la demanda del consumidor.

“El mercado automotriz continúa en declive, una situación que anticipamos continuará en el transcurso del 2013”, dijo el miércoles el analista David Arnold de Credit Suisse, y agregó que es poco probable que las ventas de autos en Europa anoten un crecimiento este año.

El estancado mercado automotriz de Europa podría generar efectos colaterales para otros sectores económicos como los productores de acero, dijo en una nota el analista de Nomura Matthew Kates, al citar proyecciones de la firma consultora AutoAnalysis.

Las ventas de automóviles en Italia, que cayeron un 22,5 por ciento en diciembre, se desplomaron un 19,9 por ciento para todo el año a 1,4 millones de unidades, su nivel más bajo desde 1979.

“El mercado automotor está padeciendo de una sobredosis de impuestos destinados a golpear, o a criminalizar, la adquisición, la propiedad y el uso de autos”, dijo Filippo Pavan Bernacchi, presidente del grupo de concesionarias de automóviles Federauto de Italia.

Agregó que estimaba que las ventas de los autos italianos en el 2013 serían cerca de 1,33 millones de unidades.

Los registros de autos en Francia cayeron un 15 por ciento en diciembre, dejando con una baja del 14 por ciento las ventas de todo el 2012 a 1,9 millones de vehículos, el menor nivel desde 1997, dijo el grupo industrial local CCFA.

En tanto, las ventas de autos en España se desplomaron un 23 por ciento, luego de presentar una reducción del 20 por ciento en noviembre. El total para todo el año de 699.589 vehículos, una baja del 13 por ciento, fue el menor desde que la asociación industrial Anfac empezó a tomar registros en 1989.

Las cifras de Alemania serán divulgadas el jueves.

Ford encabezó los declives entre las mayores automotrices, con una caída de las ventas del 40 por ciento en Francia, un 31 por ciento en España y un 33 por ciento en Italia.

Opel -la unidad europea de General Motors- registró una disminución de sus ventas del 16 por ciento en territorio francés, de un 17 por ciento en suelo español y de un 47 por ciento en Italia.

Volkswagen, la mayor automotriz de Europa, reportó que las ventas de su principal marca descendieron un 25 por ciento en Francia, un 15 por ciento en España y un 36 por ciento en Italia.

PSA Peugeot Citroen también tuvo cifras negativas en línea con el resto del mercado, mientras que las ventas de Fiat disminuyeron un 11 por ciento en Francia, un 28 por ciento en España y en Italia un 20,5 por ciento.

Los registros de autos de Renault bajaron un 20 por ciento en España y un 32 por ciento en Francia. En su mercado doméstico, es posible que la compañía vea una contracción del 2 al 5 por ciento este año, dijo el director gerente de Renault Francia, Nicolas Monnot.

“Esto es completamente coherente con las numerosas proyecciones macroeconómicas disponibles”, aseveró.

“DIFICIL SER OPTIMISTA”

El número de personas que no está trabajando en Francia ha subido por 19 meses consecutivos hasta acercarse a máximos de 15 años.

Las posibilidades de una recuperación en la economía de la zona euro se han reducido para el 2013, luego de que la recesión se agudizara en los últimos meses del año pasado, de acuerdo a un sondeo de Reuters realizado en diciembre.

La caída de la inversión empresarial y la persistente debilidad de la confianza del consumidor están desafiando los esfuerzos del presidente francés, Francois Hollande, por reducir el desempleo y mantener los gastos del Gobierno dentro de la meta de déficit fiscal en el 2013.

Se espera que la recesión de España -que lleva un año- continúe hasta bien entrado el 2013, dominada por la baja confianza en la economía y por un desempleo del 25 por ciento, un máximo histórico para el país. La actividad manufacturera se encogió por vigésimo mes consecutivo en diciembre.

Y puesto que los mercados de rápido crecimiento como China y Rusia están supliendo cada vez mejor su demanda de acero, los productores europeos están más que nunca a merced de la industria doméstica.

“Es difícil ser optimista sobre la proyección de la demanda europea de autos a corto plazo, con implicancias obvias para la demanda de acero en Europa”, dijo Kates de Nomura.

Reporte adicional de Paul Day, Gilles Guillaume, Gus Trompiz y Stephen Jewkes. Editado en español por Marion Giraldo/Rodrigo Charme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below