Fusiones en Brasil caen a mínimos 3 años en 2012, pero esperan recuperación

jueves 3 de enero de 2013 11:19 GYT
 

Por Guillermo Parra-Bernal y Aluísio Alves

SAO PAULO (Reuters) - El miedo por la debilidad de la economía y la restricción estatal a los retornos de las inversiones en algunos sectores redujeron en 2012 la actividad de fusiones y adquisiciones en Brasil a un mínimo de tres años, pero los banqueros confían en que se está fraguando una recuperación.

Las compañías anunciaron el año pasado fusiones y adquisiciones por 71.036 millones de dólares, un 11,9 por ciento menos que en 2011, según un reporte anual de Thomson Reuters sobre cierre de negocios.

La cifra es la más baja desde los 68.400 millones de dólares anunciados en 2009, cuando los mercados financieros pasaban por la peor crisis financiera en ocho décadas.

La baja de las fusiones y adquisiciones es también mundial, con una baja de un 9,8 por ciento el año pasado, según datos de Thomson Reuters. La crisis de deuda de Europa, una floja recuperación económica en Estados Unidos y la desaceleración de China han contenido a los inversores.

Durante gran parte del año pasado, el Gobierno de la presidenta brasileña Dilma Rousseff presionó a los bancos, a las empresas de telecomunicaciones y a las eléctricas a bajar lo que cobran a los consumidores, por lo que se temía que fuera a imponer topes a los retornos financieros en esos sectores. Pero banqueros de inversión dicen que cuando el crecimiento económico mejore este año ese miedo debería de desvanecerse.

Este año, el apetito de las empresas por compañías en el sector de consumo y la necesidad de escala en un mercado muy fragmentado fomentará las adquisiciones corporativas brasileñas, dijo José Olympio Pereira, presidente ejecutivo de la unidad brasileña de Credit Suisse Group.

"Parte del motivo por el que vimos toda esta presión fue porque la economía se veía estancada, pero esperamos que todo ese ruido regulatorio se revierta una vez que el crecimiento despegue", opinó el ejecutivo.

"Es difícil medir hasta que punto todo ese ruido impactó en los planes de fusiones y adquisiciones de largo plazo, esperamos que no lo haya hecho", añadió.   Continuación...