4 de enero de 2013 / 0:42 / en 5 años

Bolivia comienza la producción industrial de litio en el salar de Uyuni

Por Daniel Ramos.

LA PAZ (Reuters) - Bolivia comenzó el miércoles la producción piloto de carbonato de litio en el gigantesco salar de Uyuni, donde pretende obtener para 2014 unas 30.000 toneladas por año, equivalente al 30 por ciento del consumo mundial.

El presidente Evo Morales viajó al desierto de sal, a más de 3.700 metros del nivel del mar, para inaugurar la industria, que en un principio producirá 40 toneladas de carbonato de litio al mes tras una inversión de 19 millones de dólares.

“Empezamos de cero, es tan difícil. Hace tres, cuatro años aquí prácticamente no había nada”, dijo Morales.

El líder izquierdista añadió que el proyecto representa la primera fase de la industrialización del litio boliviano, en la que el Estado participa directamente, y reiteró que sólo requerirán de socios extranjeros para un proyecto paralelo de fabricación de baterías, el uso más prometedor del litio.

En su intervención, Morales reiteró su invitación para que Toyota fabrique automóviles usando baterías de litio boliviano.

A comienzos de 2011, el entonces embajador japonés en Bolivia, Toshio Watanabe, había manifestado el interés de su país en participar de la industrialización de litio en Bolivia, cuya zona andina contiene una reserva de al menos 100 millones de toneladas métricas del metal.

“La propuesta es interesante y estamos esperando la respuesta”, dijo Morales.

El gerente nacional de Recursos Evaporíticos, Alberto Echazú, dijo que para aumentar la producción y continuar con el proceso de industrialización del litio se tiene previsto invertir 485 millones de dólares.

PLATA Y PLOMO

Horas antes, el presidente boliviano también puso en operación la fundición de plomo y plata de Karachipampa, abierta por primera vez en enero de 1984, pero que nunca funcionó.

La Empresa Metalúrgica de Karachipampa (EMK), en las afueras de la ciudad sureña de Potosí, procesará 51.000 toneladas métricas anuales y comenzará en julio la exportación de lingotes de plata y plomo.

Según Morales, la comercialización de los productos alcanzará a 200 millones de dólares anuales.

Karachipampa, que opera como una unidad de la corporación estatal Comibol, será la fundición más grande de Bolivia.

La firma canadiense Atlas Precious Metals debió poner en marcha Karachipampa, pero Morales anuló el contrato a fines del 2011 argumentando incumplimiento de las inversiones comprometidas.

Por Daniel Ramos; Editado en español por Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below