Argentina busca más inversión petrolera con nuevo esquema impuestos

lunes 7 de enero de 2013 14:16 GYT
 

BUENOS AIRES (Reuters) - Argentina dispuso el lunes un nuevo esquema para los impuestos que aplica a las ventas externas de crudo, un cambio que aumenta el ingreso de las petroleras y busca impulsar las inversiones del sector.

Las empresas recibirán a partir del martes 70 dólares por cada barril de petróleo exportado, frente a los 42 dólares actuales, según el detalle de la norma publicada el lunes en el Boletín Oficial.

Las exportaciones de petróleo están reguladas en Argentina porque el Gobierno busca garantizar el abastecimiento doméstico ante la persistente caída en la producción desde 1998.

Hasta ahora, el Estado retenía la diferencia entre el valor efectivamente pagado por el petróleo en el exterior por el crudo argentino, que actualmente ronda entre 80 y 90 dólares por barril, y 42 dólares, que era lo que recibían las petroleras.

Pero a partir de ahora el fisco sólo percibirá la diferencia entre el precio internacional y 70 dólares, siempre que el precio internacional supere a los 80 dólares por barril.

La medida favorece principalmente a Pan American Energy (PAE), que es la mayor exportadora de crudo del país. La gigante británica BP tiene el 60 por ciento de los activos de PAE, mientras que el 40 por ciento restante está en manos de Bridas, que en un 50 por ciento pertenece a la china CNOOC.

La semana pasada, YPF anunció un acuerdo preliminar con Bridas para desarrollar hidrocarburos no convencionales en la formación Vaca Muerta, con una inversión inicial de 1.500 millones de dólares en dos años.

La francesa Total y la china Sinopec también resultan beneficiadas por la medida.

PAE exportó 2,3 millones de metros cúbicos de petróleo entre enero y noviembre del 2012. Argentina exporta alrededor del 10 por ciento de su producción de crudo.   Continuación...

 
Imagen de archivo de un pozo petrolero cerca de Plaza Huincul, Argentina, mayo 6 2010. Argentina dispuso el lunes un nuevo esquema para los impuestos que aplica a las ventas externas de crudo, un cambio que aumenta el ingreso de las petroleras y busca impulsar las inversiones del sector. REUTERS/Marcos Brindicci