ENTREVISTA-Brasil aliviaría disciplina fiscal para impulsar economía

miércoles 9 de enero de 2013 14:36 GYT
 

Por Alonso Soto y Luciana Otoni

BRASILIA (Reuters) - El Gobierno brasileño está dispuesto a relajar su disciplina fiscal para avivar el crecimiento económico este año, dijo a Reuters el jefe del Tesoro de Brasil Arno Augustin, dejando a un lado uno de los principales pilares económicos del país durante la última década.

El funcionario dijo que al haber madurado su economía, Brasil no necesita cumplir completamente con su objetivo de superávit primario para mantener sus finanzas en buen estado.

"Lo que es nuevo, y lo es desde hace varios años, es que el Gobierno prioriza a la economía para determinar la política fiscal", dijo en una entrevista realizada la noche del martes.

"En el pasado era difícil alterar la meta (de superávit) primario porque había dudas sobre la sostenibilidad de mediano y largo plazo", añadió. "Hoy esa sostenibilidad está asegurada".

Sus comentarios son el reconocimiento más explícito de que el Gobierno brasileño está apartándose de las estrictas reglas de administración fiscal que le permitieron lograr una estabilidad macroeconómica después de décadas de crisis.

Una política fiscal más flexible subraya además los esfuerzos de la presidenta Dilma Rousseff por eliminar algunas de las salvaguardas diseñadas durante la última década para proteger la economía brasileña del desastre, pero que también frenaron el crecimiento.

Augustin, que según otros funcionarios en Brasilia ha ganado una considerable influencia sobre Rousseff en el último año, llegó a decir que el Gobierno podría cambiar su meta de superávit primario por una meta de balance presupuestario que incluya los pagos de la deuda.

Aclaró, sin embargo, que no ha sido tomada ninguna decisión.   Continuación...

 
El jefe del Tesoro de Brasil, Arno Augustin, durante una entrevista con Reuters en Brasilia, sep 30 2011. El Gobierno brasileño está dispuesto a relajar su disciplina fiscal para avivar el crecimiento económico este año, dijo a Reuters el jefe del Tesoro de Brasil Arno Augustin, dejando a un lado uno de los principales pilares económicos del país durante la última década. REUTERS/Ueslei Marcelino