Inflación Brasil se acelera en diciembre y supera pronósticos

jueves 10 de enero de 2013 11:09 GYT
 

Por Asher Levine

SAO PAULO (Reuters) - La inflación en Brasil fue en diciembre mayor a la esperada por el sector de alimentos y artículos personales, al tiempo que el jefe del banco central advirtió que en el corto plazo seguirá habiendo presiones de precios.

El Indice Nacional de Precios al Consumidor Amplio (IPCA) subió un 0,79 por ciento en diciembre, informó el jueves el Gobierno. La cifra es mayor al 0,74 por ciento esperado por analistas consultados en un sondeo de Reuters y también superó el 0,60 por ciento de noviembre.

El IPCA avanzó un 5,84 por ciento el año pasado, frente al pronóstico de un 5,79 por ciento, pero de todos modos logró mantenerse dentro del rango objetivo oficial de un 4,5 por ciento, más o menos 2 puntos porcentuales. En el 2011 el IPCA había subido un 6,50 por ciento.

Desde el 2009 Brasil no reporta una cifra de inflación que sea inferior al centro del rango meta.

El jefe del Banco Central, Alexandre Tombini, dijo el jueves que "en el corto plazo, la inflación muestra resistencia, pero las perspectivas indican que volverá la tendencia declinante a lo largo del 2013".

Los altos precios en Brasil no siguen la tendencia declinante de América Latina porque los mayores sueldos y costos de servicios compensan el impacto de la desaceleración económica global sobre el valor final de los productos manufacturados.

Las cifras de diciembre sugieren que no se aliviará la presión sobre los precios, pese al debilitado crecimiento en la mayor economía de América Latina. La inflación a 12 meses se ha acelerado durante el último semestre.

Aun con este escenario, entre agosto del 2011 y octubre del 2012 el banco central bajó las tasas de interés en 10 ocasiones a un mínimo histórico de 7,25 por ciento, para estimular un repunte económico.   Continuación...

 
Foto de archivo de un vendedor en una pescadería en el mercado municipal de Sao Paulo, feb 4 2012. La inflación en Brasil fue en diciembre mayor a la esperada por el sector de alimentos y artículos personales, al tiempo que el jefe del banco central advirtió que en el corto plazo seguirá habiendo presiones de precios. REUTERS/Nacho Doce