Gobierno japonés lanza importante estímulo económico

viernes 11 de enero de 2013 10:45 GYT
 

Por Stanley White y Leika Kihara

TOKIO (Reuters) - El primer ministro japonés, Shinzo Abe, presionó al Banco de Japón para que convierta al crecimiento del empleo en parte de su mandato, luego de que su Gobierno aprobó un estímulo de 117.000 millones de dólares para revivir a la economía.

Bajo intensa presión de Abe, el Banco de Japón probablemente adoptará un objetivo de inflación del 2 por ciento en su revisión de tasas del 21 al 22 de enero, el doble de su meta actual, y considerará aliviar nuevamente su política monetaria, probablemente aumentando la deuda pública y las compras de activos, dijeron fuentes a Reuters esta semana.

La cuenta corriente de Japón, que normalmente registra un superávit, pasó a un inusual y abultado déficit en noviembre, lo que ayudó a llevar al yen a un mínimo en dos años y medio contra el dólar y destacó la necesidad de apoyar a la economía en momentos en que las exportaciones se debilitan.

La receta de Abe para sacar a Japón de años de deflación es un gran gasto fiscal y compras del banco central de deuda soberana, pero existen riesgos debido a que la carga de deuda del país ya es la peor entre las principales economías.

"Un audaz alivio monetario es esencial en la batalla contra la deflación y un yen más fuerte", dijo Abe cuando dio a conocer el gasto directo equivalente a 10,3 billones de yenes (117.000 millones de dólares) en obras públicas, incentivos para la inversión corporativa y ayuda financiera para las pequeñas firmas.

En conjunto con el gasto de los gobiernos locales y las empresas del sector privado, el tamaño de todo el paquete es de 20,2 billones de yenes, de acuerdo a funcionarios del Gobierno.

El Gobierno espera que el estímulo aumente el crecimiento económico real en 2 puntos porcentuales y cree 600.000 puestos de trabajo.

BOJ QUIERE FLEXIBILIDAD   Continuación...

 
El primer ministro japonés, Shinzo Abe, tras una conferencia de prensa en su residencia oficial en Tokio, ene 11 2013. El primer ministro japonés, Shinzo Abe, presionó al Banco de Japón para que convierta al crecimiento del empleo en parte de su mandato, luego de que su Gobierno aprobó un estímulo de 117.000 millones de dólares para revivir a la economía. REUTERS/Issei Kato